Kiko Hernández

“Foto estremecedora”, “Imposible no llorar”. Kiko Hernández, Gema López y el mundo, conmocionado

stop

El colaborador de Sálvame y la periodista no han podido contener las lágrimas ante tal fotografía

12 de septiembre de 2019 (17:42 CET)

Gema López siempre ha sido muy discreta con su vida privada. En más de una ocasión ha reivindicado su papel de periodista en Sálvame. La tertuliana mantiene alejada a su familia de este mundo. Sin embargo algunos pequeños detalles siempre quedan al descubierto como su maternidad. López es madre de una chica de 20 años, Nadia Pardo López. Se conoce su identidad desde la ruptura con su ya ex pareja y padre de la joven, Antonio Pardo. 

Por su parte, Kiko Hernández está muy feliz con sus gemelas. También intenta salvaguardalas de los medios de comunicación. Por lo menos mientras sean menores de edad. El colaborador está disfrutando de los primeros pasos, las primeras palabras ya que las pequeñas llegaron al mundo hace un par de años. Lo hizo por vientre de alquiler convirtiéndose en padre soltero. 

Los niños traen algunos quebraderos de cabeza, pero también alegría al hogar. Cuando tienes un hijo te sensibilizas más con las problemáticas y eso es lo que les ha pasado a Kiko Hernández y Gema López al conocer la última noticia que se ha hecho viral. En las redes sociales, aquellas donde llegan vídeos de gatitos y bebés riendo, podemos encontrar contenido interesante, bonito y a la vez que nos remueva por dentro, aunque a veces sea duro de asimilar. 

Una conmovedora imagen captura la complicidad y el amor de dos hermanos pequeños. Un tierno momento dentro del calvario que supone el cáncer infantil. Beckett es un niño de cuatro años al que se le diagnosticó leucemia. Tiene una hermana un año mayor que él. Quién no se separa de su lado en ningún momento. En la fotografía se ve como lo consuela mientras sufre, en el baño, los efectos secundarios de su quimioterapia. 

"Ella ha visto cómo una docena de médicos ponen una máscara sobre la cara de su hermano, cómo lo pinchan con agujas y bombean una docena de medicamentos en su cuerpo, todo mientras él está allí, impotente. En ese momento ella no entendía muy bien lo que estaba pasando. Todo lo que sabía era que algo iba mal con su hermano, su mejor amigo", explican los padres en la publicación haciendo referencia a la difícil situación de la niña. 

"¿Por qué llevamos a su hermana con nosotros? ¿Por qué ha visto todo esto a una edad temprana? Los niños necesitan apoyo y unión,no deben distanciarse porque están enfermos", explican. Los padres querían demostrar como sus hijos se cuidan y están unidos sin importar la situación. 

"Imposible no llorar y conmocionarse", escriben en las redes. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad