Reina Letizia | EFE

Felipe VI o la excentricidad de niña rica de la Reina Letizia que escandaliza a España

stop

La monarca tiene un nuevo capricho

07 de marzo de 2019 (20:00 CET)

La Reina Letizia vuelve a estar en el centro de la polémica. En esta ocasión, no se trata de ningún enfrentamiento con ninguno de los miembros de su familia política. Tampoco tiene nada que ver con la dedicacón obsesiva que tiene con la educación de sus hijas, algo de lo que se ha hecho eco este medio.

Lo que está corriendo por las redes y en los corrillos periodisticos que se dedican a la prensa del corazón y a la Casa Real es que Letizia tiene un nuevo capricho de niña rica. Una petición más que no se podría permitir si no fuese la reina de España. Tiene una costurera personal.

Los encargados de vestir a Letizia

La ex periodista contaba con los servicios de Felipe Varela, el único modisto que tenía acceso al armario de la monarca. Él ha sido el que ha vestido, en muchas ocasiones, a Letizia. No obstante, también ha aprovechado a algunas de las firmas más importantes del panorama mundial para lucir 'modelito' elegante en los actos públicos.

Carolina Herrera, Nino Ricci o Juan Vidal han sido algunos de los diseñadores que han vestido a la reina. Firmas exclusivas y que sentaban muy bien a la mujer de Felipe VI.

El capricho de la reina

Sin embargo, esto ha ido más allá. La Reina Letizia ha decidido contratar una costurera personal, que acudiría a Zarzuela cuando Ortíz lo requiriese. Eso sí, se desconoce la identidad de esta nueva trabajadora de la Casa Real.

Lo que sí se ha podido confirmar, según Vanitatis, es que ha sido la protagonista de crear los vestidos de la reina en la visita a la Conferencia Episcopal o el 'tweed' que lució en la gala de los Premios Nacionales del Deporte.

reina letizia

Quiere seguir siendo única en Zarzuela y lo está consiguiendo. Este nuevo capricho no es el único ni será el último que sea criticable por los expertos en noticias de la realeza.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad