Eva González sigue perdiendo peso

Eva González continúa con sus compromisos profesionales desde Sevilla, donde ha instalado su nueva ubicación junto a Cayetano Rivera y su hijo. Este fin de semana han sido visto en el acuario de la ciudad andaluza y han mostrado unión y complicidad

Fotografía: Eva González sigue perdiendo peso
Fotografía: Eva González sigue perdiendo peso

Sin duda alguna, éste no está siendo el mejor año para Eva González y Cayetano Rivera. La sombra de Karelys Rodríguez es muy alargada. No obstante, ante la polémica ellos prefieren hacer oídos sordos, guardar absoluto silencio y continuar con su vida. La presentadora y el torero se han instalado en Mairena de Alcor, donde pasaron el confinamiento, para estar alejados del foco mediático. De momento es algo provisional, pero en sus cabezas está la idea de quedarse para siempre.

Eva González y Cayetano Rivera se muestran juntos, unidos y felices ante las especulaciones. Siempre en compañía del pequeño Cayetano Jr. Este frío fin de semana se les ha podido ver en el acuario de Sevilla. El pequeño acaba de cumplir los dos añitos y está hecho todo un terremoto. La sevillana publica muchas fotografías del bebé, siempre protegiendo su intimidad. En el último vídeo se puede ver al niño correr de un lado para el otro hasta agotarse y pedir que su madre le coja en brazos.

En ninguna de las imágenes se aprecia un gesto entre la pareja. Se muestran muy distantes y fríos. Eva y Cayetano no quieren entrometerse en este asunto. Solo quieren que pase cuanto antes. Lo que pase en casa se queda de puerta para dentro. La pareja se muestra complica y estable.

Durante estos meses se ha hablado mucho de esta relación, como también se han lanzado rumores de separación, incluso se ha llegado a hablar de divorcio. Sin embargo, lo que más ha preocupado es el aspecto físico de Eva González. En las imágenes se la ve visiblemente cansada. La última imagen de ella en sus redes sociales corresponde a su participación en ‘Pasapalabra’ el pasado viernes’. Con un traje negro y una camiseta de cuello redondo blanca, Eva se mostraba sonriente y feliz. Sin embargo, sus seguidores la veían algo más delgada de lo habitual.