Eva González

“¿¡Eva González lleva peluca?!”. Última foto. “¡La pobrecita se está quedando calva!”

stop

La presentadora de La Voz está muy afectada por las últimas noticias que la rodean

08 de febrero de 2020 (11:33 CET)

Es cierto que Eva González no ha pasado por el mejor mes de su vida. La presentadora de La Voz, actualmente refugiada en el trabajo mientras el huracán remite, ha vivido una auténtica pesadilla. Una revista sacaba hace unos meses las fotografías de la polémica. Cayetano Rivera con otra mujer compartiendo confidencias en Londres. En ningún momento se les ve con algún gesto cariñoso, pero desataron comentarios de todo tipo, la mayoría hablaban de una supuesta infidelidad y el torero se apresuraba a demandar a todo aquel que insinuase algo así. 

La sevillana ha guardado silencio durante estas semanas hasta la presentación de la nueva edición de La Voz, donde ha asegurado que confía plenamente en su marido. Los medios la han seguido a todas partes y no la han dejado tranquila ni un solo segundo. Eva González se ha mostrado visiblemente cansada, tanto anímicamente como físicamente. Está destrozada. Solo quiere que esto no afecte a su hijo Cayetano, que por suerte aún es muy pequeño y no se entera de las cosas. 

Esperemos que todo pase, pero los espectadores están ansiosos por conocer toda la lista de participantes de Supervivientes 2020. Se rumorea que uno de ellos puede ser Karelys Rodríguez. Entonces si que estaría todo perdido porque la abogada puede hablar de todo. Por el momento lo único que ha dicho es que ella y Cayetano se conocieron cuando Eva y el torero no estaban juntos. Por tanto, no hay ninguna infidelidad. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🙏🏼

Una publicación compartida de Eva Gonzalez (@evagonzalezoficial) el

Recientemente Eva González ha publicado una fotografía en Instagram donde ha desatado las dudas y las preocupaciones. La presentadora ha preocupado a todos sus seguidores con su última publicación. Aparece con el semblante muy serio, cabizbaja, al lado de una especie de santuario y con el emoticono de las manos de “por favor” o “rezar”. Además, sus seguidores se han fijado en el pelo da la sensación como si se hubiese puesto extensiones. “¿Lleva peluca?”, se preguntan. Tal vez por los nervios o estrés de estas semanas se le haya podido debilitar el cabello. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad