“Están separados”. Belén Esteban y Andrea Janeiro callan. Y va de Maria José Campanario y Jesulín de Ubrique

La odontóloga y el torero dejan de compartir su vida

Fotografía: “Están separados”. Belén Esteban y Andrea Janeiro callan. Y va de Maria José Campanario y Jesulín de Ubrique
Fotografía: “Están separados”. Belén Esteban y Andrea Janeiro callan. Y va de Maria José Campanario y Jesulín de Ubrique

Poco a poco la curva de la pandemia del coronavirus se va doblegando en España. Hay zonas de la península que han avanzado a la fase 1 de la desescalada. Y aunque todavía queda mucho camino por recorrer, parece que la situación se va controlando.

España sigue siendo el segundo país con más infectados, con un total de 262.783 pacientes detectados. Por delante está Estados Unidos, que acumula 1.347.318 casos.

Pero las cifras de fallecidos ya se estabiliza. Con 26.478, nuestro país ha pasado de ser el segundo con más muertes a ser el tercero, y pronto se verá superado por Francia, que acumula en el momento de escribir estas líneas 26.310 muertes.

Pero ello no quiere decir que haya que bajar la guardia. Todo lo contrario. Es en estos momentos en los que los ciudadanos deben tomar más precauciones. Y es que de producirse un brote la situación se complicaría en gran medida. Hay que seguir teniendo mucho cuidado de nosotros mismos y de los demás.

María Campanario se separa de Jesulín y de sus hijos

Algo que tiene muy claro María José Campanario. Tal y como conocen Belén Esteban y Andrea Janeiro, aunque no hablen del asunto, y según recogen algunos medios, la esposa de Jesulín de Ubrique se encuentra confinada totalmente sola, alejada completamente de los suyos.

Belén Esteban María José Campanario

Una decisión que ya tomó al principio del confinamiento. Se encuentra en la misma casa que su marido y sus dos hijos, pero totalmente apartada. “Están separados”, afirman.

En este sentido, cabe recordar que Campanario es una paciente de riesgo, y que hasta antes de que Pedro Sánchez decretara el Estado de Alarma ya protagonizó varias entradas al hospital a causa de sufrir fuertes dolores por su enfermedad. Y eso es lo que la habría llevado a alejarse del mundo.

Jesulín de Ubrique y Campanario

María José no quiere tener una recaída y verse obligada a volver al centro hospitalario, al que aseguran fuentes cercanas que le tiene pavor. Y cualquier medida para evitarlo es poca.