María Patiño en Sálvame

Escándalo Sálvame: El montaje que mete a Patiño, Kiko Matamoros, Kiko Hernández y Jorge Javier Vázquez en un lío (y gordo)

stop

Matiño ha descubierto la gran verdad entre Kiko Hernández y Kiko Matamoros en Sálvame

08 de febrero de 2019 (15:37 CET)

Kiko Matamoros se ha convertido sin quererlo en el rey de Sálvame. Desde la ruptura con Makoke, ambos están cotizando bien su nueva vida. Ella con Tony Spina y él con Cristina Pujol. Una mujer de 32 años que habría ejercido como bailarina de striptease. Su presentación fue muy comentada por sus compañeros y le costó más de un enfado con ellos. Esta semana han protagonizado una portada de revista y parece que lo suyo va más allá. 

Ayer en Sálvame volvió a dar nuevos titulares, como por ejemplo su participación en Supervivientes 2019. El colaborador ha dicho que participaría encantado, siempre y cuando se le pague la desorbitada cifra que pide. Matamoros tiene grandes deudas que asumir. Y todo esto le viene muy bien. 

María Patiño en Sálvame

El colaborador está harto y se niega a contestar “imbecilidades. Todo es tendencioso y absurdo, estoy harto de que me llamen golfo, manipulador y chamarilero”. Mila Ximénez se enfadó con el colaborador: “Te suplico que dejes de llamarnos imbéciles e idiotas”. Matamoros está harto de que le llamen “golfo, manipulador y chamarilero. Estoy hasta aquí de infundios, calumnias y difamaciones” sus propios compañeros. 

María Patiño se sintió estafada por Matamoros: “Soy imbécil y muy imbécil porque no puedo entender que una persona como Kiko Matamoros no tenga la capacidad de ir de frente, vender lo que le dé la gana y como le dé la gana. Se envuelve en medias mentiras y yo caigo porque soy tonta y lo aprecio, pero se acabó”.

Según Patiño, Matamoros pactó con una agencia para que se pagase por unas fotografías:“Tú con un intermediario pactas con una Agencia. Conozco la conversación la hora y el lugar y lo que digo va a muerte”. La presentadora dejó entrever que hubo un intermediario y Kiko Hernández se dio por aludido. “Yo nunca vendo ni he vendido a un compañero en diez años que llevo aquí”, dijo Hernández

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad