“¡Es un cadáver!”. Isabel Preysler sin Photoshop: ¡Atención a la foto!

stop

La celebridad más importante del país se lleva las manos a la cabeza

Isabel Preysler en Masterchef

16 de marzo de 2020 (11:00 CET)

Isabel Preysler seguirá siendo nuestra celebridad favorita. La madre de Tamara Falcó cumple 69 años y sigue copando las portadas de la majestuosa revista Hola y firmando contratos millonarios. Siempre será recordada por su anuncio de bombones. Todos querríamos estar en esa fiesta y que la Preylser nos recibiese con su pirámide perfecta de Ferrero Rocher. El único anuncio que no le funcionó fueron las cremas. 

Esteve Rabat (último a la derecha) junto a Rosa Mairal, con Isabel Preysler, Jordi Rabat y su esposa Eva Palao. / Europa PressEsa aventura empresarial no funcionó, así que lo dejó estar. Ahora mismo se podría considerar la mayor influencer del siglo XXI. Todas las marcas quieren contar con ella, la última Pedro del Hierro. Ha preferido a ella que a cualquier otra jovencita. Normal, Isabel tiene seis décadas a sus espaldas de experiencia y seis nietos. Las cuestiones que rodean su economía son difíciles de cuantificar. 

No se sabe la cifra exacta, pero se rumorea que Isabel Preysler podría embolsarse una cantidad de un millón de euros mensuales por todas sus colaboraciones. La celebrity ingresa más dinero que su pareja, Mario Vargas Llosa. 

Firmas como Tot-Hom, Rabat, Suárez, Ferrero Rocher y, por supuesto, Porcelanosa encontraron en ella su mejor embajadora. Con la firma de azulejos mantiene su contrato desde 1985. Una relación comercial que a lo largo del tiempo ha evolucionado y ya es también afectiva. “No hay ningún personaje en España que mantenga desde hace años esa actualidad. Un perfil de mujer patrocinada que hace que las convocatorias en las que participa sean siempre multitudinarias por parte de la Prensa”, aseguran responsables de comunicación.

Siempre que sale en algún medio de comunicación suele ser en la elegante revista Hola. Con ellos tiene un contrato en el que exige que aunque sean fotografías robadas se le ponga Photoshop en el rostro. Por muchas operaciones que se realice, sus 69 años hacen mella y al natural todo es diferente. 

isabel preysler

En MasterChef no pudo ocultar con Photoshop el rostro. Eso sí, acudió muy maquillada. Era difícil que aceptase aparecer porque a ella no le gusta ir a la televisión. No hay forma de utilizar Photoshop. Los espectadores se asustaron. "Horror", gritaron. Y aún se acuerdan de la vez que un viajero la pilló durmiendo en el AVE y le sacó una fotografía. 

Isabel Preysler en el AVE

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad