Paz Padilla llora en sálvame

“Es muy duro y terrible”. Y es de Paz Padilla: “Imposible no llorar”

stop

La presentadora de Sálvame narró un aspecto desconocido de su infancia

25 de septiembre de 2019 (11:55 CET)

Paz Padilla tiene la agenda repleta de compromisos profesionales. De gira con su última obra de teatro y mientras tanto presenta Sálvame, graba los nuevos capítulos de La que se avecina y las audiciones y directos de Got Talent España 5. Sin duda la gaditana se ha convertido en uno de los rostros más importantes de Telecinco. 

La gaditana reside actualmente en Madrid. De hecho lleva años viviendo en la capital, pero echa de menos su Cádiz. Ella es natural de Zahara de los Atunes y siempre que puede baja a su tierra para disfrutar de su familia, sus playas y sus gentes. Padilla está muy enamorada y lo demuestra casi todos los días en sus redes sociales. 

Paz Padilla lleva media vida siendo famosa. Su popularidad no ha dejado de crecer, como tampoco su cuenta corriente. Siempre ha sido uno de los rostros más queridos de la pequeña pantalla y una de las personas que más nos ha hecho reír. No obstante, la vida no siempre le ha sonreído. La presentadora nunca ha olvidado sus orígenes ni lo que ha tenido que luchar su madre para sacar a todos sus hijos adelante. 

Sin ninguna vergüenza, Paz Padilla nunca ha oculta la historia de su vida ni el amor que siente por su madre, Dolores, con quién todavía comparte grandes momentos. "En mi casa éramos siete y pasabamos hambre", recordó. Además confesó que en su día se vio obligada a pedir comida. "Yo he ido con mi madre a Cáritas". 

Ahora fuera de la televisión Paz Padilla cuenta con varios negocios en los que está involucrada parte de su familia. Una masia en Girona, una tienda de ropa en Zahara de los Atunes regentada por su hermana, y un chiringuito en la playa junto a su hermano Luis. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad