Enfermedad durísima. Antonio David Flores lo habló en privado. Y es de su hija Rocío Flores

stop

El colaborador de Sálvame cuenta esto de su hija y no es nada bueno

antonio david flores cabeza rapada

04 de junio de 2020 (16:52 CET)

Rocío Flores ha conseguido ser la protagonista absoluta de Supervivientes 2020. Algo que le ha servido para que acusen de tongo a Telecinco, como siempre. No obstante, su naturalidad y espontaneidad le han catapultado a la cima. Mediaset ya vio cuando ésta defendió a su padre en el plató de GH VIP 7 que tenía maderas. Rocío Flores ya no es un personaje anónimo y ella está contenta de haberlo dejado atrás. Quiere labrarse un futuro en televisión y redes sociales. 

Muchos espectadores han empatizado con el drama que vive Rocío Flores. La joven tiene muchas ganas de reencontrarse con Rocío Carrasco tras siete años sin verse ni hablarse. Es momento de hacer las paces, sin embargo parece que la otra parte no está de acuerdo. En la isla también destaca su complejo físico. Durante los primeros meses la vimos con camiseta, aunque después dio el gran paso de quitársela. Sin complejos y es que está muy contenta con el cuerpo que se le ha quedado. Flores ha perdido más de 10 kilos y se nota. 

rocío flores manuel bedmar

“Tiene ataques de ansiedad con la alimentación, hay cosas que no voy a contar porque forman parte de la intimidad de la niña, tiene momentos de devorar comida y no a la hora de la comida. No disfruta comiendo una paella, sino que se toma un filete de pollo y a las tres horas se come una caja de donuts”, explicaba Antonio David Flores. Rocío Flores lo pasó muy mal con los ataques de Yiya. Ésta la llamaba morsa. 

“Rocío, las primeras semanas, no se quitaba la camiseta precisamente por eso, porque tiene un gran complejo y lo pasa fatal”, explicaba desconsolado el malagueño. “He tenido alguna conversación respecto al sobrepeso de Rocío, que tiene por problemas de tiroides y ansiedad. Intentando no hacerle daño, le sugerí incluso que fuéramos a un endocrino, pero se pone mal cuando sacamos el tema. Ella siempre huye porque le duele mucho, hasta el punto de terminar llorando”, reveló el que fuera yerno de la más grande. Uno de su mayores miedos es que una vez salga de la isla vuelva a engordar y en vez de recuperar los kilos que los supere. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad