Encuentran al topo de Sálvame que vende a Belén Esteban (y su boda)

stop

Kiko Matamoros desvela a la colaboradora del programa que filtró los detalles de la despedida de soltera

Sálvame contra Las Campos

07 de junio de 2019 (15:13 CET)

La boda de Belén Esteban y Miguel Marcos del próximo 22 de junio va a ser sin duda el tema de muchos días. Todavía faltan dos semanas para uno de los eventos del año y los colaboradores de Sálvame no dejan de hablar del enlace. La colaboradora ya tiene todo atado y bien atado para su gran día. Además ha despedido su soltería por todo lo alto porque no tiene intención de volver. En una de ellas reunió a sus amigas de toda la vida y en la otra a sus compañeras del espacio. 

Precisamente esta última fiesta es la que ha puesto a Lydia Lozano en el ojo de mira. Kiko Matamoros no acude muy a menudo al plató de Sálvame, no obstante siempre que se presenta revoluciona el programa. El defensor de la audiencia ya expresó su mala relación con la próxima novia. Las cámaras de Socialité y Sálvame llegaron a la despedida de Belén Esteban. Los medios averiguaron el lugar donde se iba a celebrar la despedida de soltero. Eso quiere decir que entre todas ellas había un topo. Las primeras pesquisas apuntaban a María Patiño, pero se equivocaban. 

Lydia Lozano es el topo

El topo de esta historia no es otra que Lydia Lozano, según el colaborador. Según Kiko Matamoros, la periodista premia antes la profesionalidad que la amistad. "Porque es una incontinente verbal, a ella le gusta contar siempre", explica Kiko. Lydia Lozano se levantó de su asiento visiblemente enfadada y fue la propia Belén Esteban quién defendió a su amiga ante las acusaciones del ex de Makoke. Según ella estas declaraciones son totalmente falsas. Según el resto de miembros estas informaciones son falsas y no se corresponden con la realidad. 

De momento se está intentando averiguar quién es ese misterioso topo de Sálvame. Pero divagando sobre el tema terminaron hablando de las croquetas que comieron. Surrealista, pero es real. Algunos creen que comieron croquetas pero otros no las comieron. El episodio del topo continúa unos días más. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad