Kiko Matamoros 1

El vídeo “obsceno” que remueve las tripas a Kiko Matamoros (aunque no pueda decirlo en Sálvame)

stop

El colaborador más duro del programa dejaba escapar sus lágrimas en el peor momento

15 de mayo de 2020 (13:27 CET)

Desde el primer momento Sálvame se involucró en la tragedia de Ana Obregón. Al programa le faltaban pocos minutos para iniciar su emisión habitual el pasado miércoles 13 de mayo cuando de pronto les llegó la noticia del triste fallecimiento de Álex Lequio. El hijo de Ana Obregón perdía la vida en Barcelona a los 27 años de edad a causa de una lucha incansable contra el cáncer que padecía. Hasta el último momento sus padres siempre han tenido esperanzas, incluso él mismo, pero las últimas dos semanas ya conocieron el fatal desenlace. 

Los médicos comunicaron a Ana Obregón que no se podía hacer nada por salvar la vida de su hijo, según contó Laura Fa en Sálvame, quién ha estado informando de la última hora desde Barcelona. Se personó el miércoles en la entrada del hospital Quirón y el jueves en la del tanatorio. Fue entonces cuando la actriz avisó al padre de la criatura, quién dejó por primera vez su trabajo en El programa de Ana Rosa para quedarse al lado de los suyos hasta el final. En esos 15 días Álex estaba recibiendo cuidados paliativos para mitigar el dolor hasta que su corazón se apagase. 

La última noche, la del martes 12 de marzo, Ana Obregón y Alessandro Lequio ya sabían que era cuestión de horas. Por este motivo ambos padres se quedaron al lado de su pequeño toda la noche. Las únicas palabras de Ana Obregón las ha escrito en su cuenta de Instagram: "Se me apagó la vida". 

Este jueves Ana Obregón y Álex Lequio permanecieron toda la mañana en el apartamento que habían alquilado en Barcelona y por la tarde se personaron un rato en el Tanatorio de Sancho de Ávila, donde se encuentra el cuerpo de su hijo en estos momentos. Un par de días antes de su fallecimiento los padres ya acudieron al tanatorio para agilizar todos los trámites. Los médicos ya les hicieron conocedores del fatídico desenlace hace dos semanas. 

Se desconoce si decidirán incinerar este viernes a su hijo en Barcelona o hacerlo en Madrid. Muy probablemente cuando la situación del país mejore le darán un último adiós como se merece. 

El jueves se vivió una bochornosa escena y es que los fotógrafos se agolpaban en las puertas del tanatorio para conseguir la fotografía de una Ana destrozada, rota por el dolor que supone la perdida de un hijo. 

Cuando la pareja llegó en taxi al tanatorio acompañados de las dos hermanas de Ana Obregón, Laura Fa vio el taxi de lejos y empezó a correr como una posesa tras él para conseguir unas palabras de la presentadora. Incluso pidió a su cámara que corriese para grabarles. 

Una escena que los espectadores en redes han categorizado de lamentable y bochornosa. "Eres una sinvergüenza", le decían a Laura Fa mientras se veía que ésta no podía articular palabra tras la corrida.

Kiko Matamoros se mantuvo en silencio durante todo el programa solo exprensando el dolor que sentía por la perdida. Se le veía que no estaba conforme con esta persecución. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad