Kiko Matamoros

El veto de Kiko Matamoros que cierra la puerta de Telecinco de por vida a esta estrella

stop

El colaborador de Sálvame no habla de esta estrategia para no saber nada de esta persona

07 de mayo de 2020 (11:58 CET)

Kiko Matamoros es uno de los rostros más famosos de Telecinco. El colaborador triunfa desde hace más de diez años en Sálvame. Ahora también colabora en Viva la vida. Por todos es sabido la mala relación que le une a Coto Matamoros, su hermano gemelo. Ambos dejaron de hablarse y ya no mantienen ninguna relación. Ni tan siquiera saben nada el uno del otro más allá de lo que ven en los medios de comunicación. De Kiko mucho, pero de Coto es casi inexistente. 

El hermano de Kiko triunfó en Crónicas Marcianas, donde se dio a conocer, y posteriormente como colaborador de La Noria. Las peleas y acusaciones entre ambos hermanos fueron sus escándalos más conocidos. El tertuliano se mantuvo activo en televisión desde 1999, donde se dio conocer en el programa de Xavier Sardá hasta 2012, donde ya solo contaba con esporádicas entrevistas. La última en Sábado Deluxe. 

Coto Matamoros

El año pasado volvió a salir a la luz su nombre tras conocer su participación en el programa de radio sobre Gran Hermano que conduce su amigo Pepe Herrero, concursante de una de las ediciones. Hace un par de años, Coto Matamoros volvió a crear una polémica al sacar a la venta su libro autobiográfico donde atacaba a su mellizo. Sin embargo, en televisión no ha vuelto a dejarse ver o no le han dejado. La única cadena donde este tipo de noticias tienen lugar es en Telecinco y ahí estaría vetado por su hermano. 

El tertuliana ha empezado una nueva vida y asegura sentirse muy feliz gracias a la meditación. Ha mejorado en todos los sentidos y ha encontrado paz interior. Decidió decir adiós a su antigua vida para dar la bienvenida a una nueva etapa. Hizo las maletas y se marchó de España en compañía de su hijo. Primero vivieron en Los Ángeles y, posteriormente, en República Dominicana. 

Precisamente, en el país caribeño desempeña tareas de difusión de charlas de desarrollo espiritual del ser humano. Unas conferencias que imparte por Estados Unidos y América Latina.

"Mi vida consiste básicamente en buscar la felicidad. Y todo ese mundo me aleja de ella. No deseo que la gente sepa nada de mí. Busco la belleza como posibilidad constante, y esa emoción no se encuentra en la basura que supone hacer juicios de gente que vive en el estercolero de la tele", ha declarado un Coto totalmente diferente. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad