Sergio Ramos y Pilar Rubio en la boda de Talavante

El vestido de novia de Pilar Rubio no es blanco: la foto (y la bomba)

stop

La colaboradora de El Hormiguero se casará el próximo 15 de junio en la Catedral de Sevilla con el capitán del Real Madrid

04 de junio de 2019 (11:53 CET)

Llega la recta final. El próximo fin de semana, Pilar Rubio y Sergio Ramos se casarán en la Catedral de Sevilla. Una boda que promete ser el evento del año. Aunque lo guardan todo con absoluto secretismo. No sabemos si podremos llegar a saber algo de este enlace matrimonial tan privado e íntimo, pero sin duda lo que genera más dudas es el vestido que lucirá la futura novia. Después de seis años de relación y tres hijos en común, la pareja pondrá de este modo el broche de oro a su bonita historia de amor. 

La colaboradora de El Hormiguero ya tiene el vestido de novia, como también se ha realizado las pruebas de peinados. Pero no ha soltado prenda. De la boda y su vestido ha hablado muy poco en los actos a los que ha asistido, pero algo ha dicho. Y es que el vestido tendrá la personalidad de Pilar Rubio. "Lo único que tengo claro es que no será una novia tradicional", dejo bien claro. "Es un día de fantasía y es el día en el que te puedes permitir todas las licencias del mundo",  añadió. 

"Una novia debe ir como realmente le apetezca y creo que no tenemos que tener unos cánones establecidos porque si no sería muy aburrido, ¿no? Todas las novias iguales", ha expresado la presentadora. Con estas últimas declaraciones ya nos avisa que nos vamos a sorprender, ya sea para bien o para mal. Pero estamos de que no dejará indiferente a nadie. Y sino nos defraudaría. 

Recientemente se desveló que los invitados no debían llevar en sus vestimentas los colores verdes, blancos, rojos y naranjas. Los novios no quieren que destaquen los invitados por encima del traje de la novia. Y si a esto le sumamos que Pilar Rubio dijo en su momento "no tengo por qué ir de blanco", podría ser la primera novia que nos sorprendiera de otro color. 

De momento nos quedamos sin conocer como será el vestido. Tendremos que esperar al próximo 15 de junio. Cada vez falta menos. 

Últimos detalles del enlace 

Nuevos detalles sobre la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos. La fiesta posterior al enlace matrimonial estará prohibida para menores de 18 años. La pareja se casará en la famosa Catedral de Sevilla. Después se desplazarán a la finca La Alegría SR4, propiedad del futbolista, situada en el término municipal de Bollullos de la Mitación. 

Se ha revelado como son las invitaciones y son del todo originales. Tienen forma de caja con un libro negro decorado con un unicornio plateado. Al ir pasando las páginas, surgen imágenes desplegables de la Giralda, la Catedral o la Maestranza, a la vez que diversas indicaciones. En las invitaciones se avisa de la prohobición de teléfonos móviles y cámaras de fotos. Un aspecto que ya se reveló meses atrás. De esta forma preservarán la intimidad de los casi 400 invitados. 

En las invitaciones también se dice como deben ir vestidos tanto ellos como ellas. Ellos de chaqué, pero ellas tienen prohibido asistir con prendas rojas, blancas, naranjas o verdes. Y por supuesto, la asistencia a menores de edad está prohibida. Es decir que después de la ceremonia, los hijos de la pareja no podrán estar presente en un acto tan especial para ellos. 

Además, han enviado a sus invitados una credencial personal e intransferible, y han confirmado la asistencia llamando por teléfono a cada uno de ellos, a los que también se ha preguntado si padecen alguna alergia o intolerancia alimentaria.

Invitación boda Sergio Ramos y Pilar Rubio

El vestido de la colaboradora es una de las grandes incógnitas. No obstante ella ya ha dejado claro que irá vestida de novia, pero no de una común, eso no va con ella. Piensa arriesgar. También se ha hecho las pruebas de tocados. Solo sabemos que llegará al altar acompañada de su padre, como padrino, y de sus tres hijos como pajes encargados de portar los anillos y las arras. 

Finalmente serán los AC/DC quiénes amenizarán el banquete, uno de los favoritos de Pilar Rubio. Una actuación que les podría haber costado más de un millón de euros. Mientras que la Niña Pastori amenizará la ceremonia. 

No serán 400 invitados, sino que la cifra ascenderá a 500. Entre ellos estaba invitado Alejandro Sanz, pero finalmente ha tenido que declinar la oferta, ya que tiene programado un concierto en el Wizink Center de Madrid ese mismo 15 de junio. 

También se han negado a aceptar regalos y expresamente han pedido a sus invitados que pueden hacer donaciones a una cuenta creada por ellos para dos organizaciones, una es Unicef y la otra Piel de Mariposa, esta última una enfermedad muy delicada que impide incluso abrazar a las personas que la padecen. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad