Ana Obregón en MasterChef

El silencio de Ana Obregón ante esto que hiela la sangre a toda España

stop

La actriz, presentadora y bióloga se confina en Barcelona con su hijo Álex Lequio

23 de marzo de 2020 (13:40 CET)

Álex Lequio y Ana Obregón deberán estar más unidos que nunca para hacer frente a una nueva problemática en el episodio más duro de sus vidas. Justo en el tercer enfrentamiento a su enfermedad, el empresario y la actriz se enfrentan al coronavirus, como el resto de ciudadanos, aunque lo suyo es aún peor.

La sanidad pública está al borde del colapso. España ya se ha convertido en en tercer país con más contagios por coronavirus por encima de Irán y muy cerca de China. Un total de 30.000 contagios y 2.188 muertes en diez días de cuarentena. Aunque por el momento el país que peor lo lleva es Italia. 

ana obregón en volverte a ver

Por culpa del coronavirus, el tratamiento de Álex Lequio que empezaría estas semanas podría verse retrasado. El empresario, como todos los españoles, debe quedarse confinado en casa durante como mínimo los 15 días en los que se ha decretado estado de alarma. Álex es una de las personas con más riesgo al tener una enfermedad. Por tanto, su tratamiento, aunque no sea lo adecuado deberá retrasarse. Madre e hijo están muy preocupados porque cualquier minuto cuenta en esta carrera de obstáculos.

Álex Lequio y Ana Obregón no han hecho ninguna publicación en sus redes sociales, ni tan siquiera el empresario quién está muy volcado con las causas solidarias. Parece que este nuevo asalto a la enfermedad va a ser más duro de lo previsto y ni madre e hijo tienen ganas de utilizar sus cuentas de Instagram.

Antes del confinamiento fueron vistos en Barcelona, pero se desconoce si seguirá su tratamiento activo o paralizado hasta próximo aviso. También se desconoce si habrán vuelto a Madrid para pasar su aislamiento o permanecerán en alguna casa de Barcelona. Hay que tener en cuenta que todos los hoteles y restaurantes de toda España permanecen totalmente clausurados, así que es muy probable que hayan tenido que volver a Madrid. Sin duda están viviendo un mal momento. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad