El problema oculto del azúcar que puede ser malísimo para tu salud

stop

Hay riesgos que se ignoran

azúcar

02 de abril de 2020 (11:16 CET)

La azúcar es uno de los males conocidos para los seres humanos. El encantamiento dañino de este disacárido lleva muchos años, pero hay un problema que estaba oculto y ha salido a la luz recientemente. Siempre es mejor prevenir que terminar lamentando las consecuencias. 

Si nos vamos directamente a los problemas conocidos hasta ahora que se relacionan con el consumo excesivo de azúcar, tenemos que referirnos al hígado graso, obesidad y diabetes tipo 2. Todo esto estaría asociado al riesgo de muerte de forma proporcional a la cantidad de sacarosa. 

Estudios recientes han determinado que estos no serían los únicos riesgos, pues hay otro que se ignoraba. El interesante trabajo de investigación fue realizado por Helena Cochemé y publicado en Cell Metabolism. Consistió en experimentar con moscas de la fruta, también conocidas como Drosophilas melanogaster, a las cuales se les dieron alimentos con un alto contenido de azúcar, de modo que se pudieran medir sus efectos. 

El problema nuevo que generó el exceso de azúcar fue la acumulación de ácido úrico. Este compuesto dio lugar a cálculos renales en las moscas, significando un primer paso importante del descubrimiento.

Posteriormente, algunos expertos de la Universidad de Kiel hicieron un estudio detallado en seres humanos, evaluando los efectos del ácido úrico y determinaron que efectivamente genera cálculos y gota. Se confirmó el temido resultado anterior. 

Reducción del nuevo agente perjudicial del azúcar

Para reducir los efectos negativos del ácido úrico, la recomendación es tener una hidratación perfecta, la cual consiste en 10 vasos de agua al día. De esta manera se empequeñece el riesgo, mas no se elimina. 

Bajo ningún motivo se debe subestimar el excesivo consumo de azúcar por el hecho de tomar la dosis de agua diaria sin falta. Tenemos una nueva razón para alejarnos de este mal que amenaza nuestra salud y que con el tiempo va destapando su verdadera cara. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad