Andrea Janeiro con Belén Esteban

El pacto de Andrea Janeiro con María José Campanario y Jesulín de Ubrique

stop

La colaboradora de Sálvame, Belén Esteban, no ha querido traicionar a su hija

18 de septiembre de 2019 (13:36 CET)

María José Campanario está totalmente recuperada. Después de pasar un difícil episodio de su vida, la mujer de Jesulín de Ubrique luce espléndida. ¿Serán los aires de la Costa Brava? La odontóloga se ha mudado a Girona para emprender un nuevo reto profesional. Campanario trabaja tres días en semana en la localidad de Lloret de Mar. El diestro acude todas las semanas a visitarla y las cámaras los captan paseando juntos, muy acaramelados. De esta forma terminan con todos los rumores de crisis en su matrimonio. 

Bien seguro Belén Esteban tendría algo que decir al respecto. Sin embargo prefiere callar o más bien la obligan a callar. La semana pasada Sálvame abordaba este tema y la colaboradora prefirió levantarse y marchar del plató hasta que hubiesen acabado. Solo hay una explicación y la de Paracuellos lo ha dejado bien claro en varias ocasiones. 

Belén Esteban cabreada con su compañeraEs una promesa que le hizo a su hija cuando cumplió la mayoría de edad. Su hija es su mayor amiga, su confidente y no piensa fallarla nunca. A Andrea Janeiro no le importa que su madre trabaje en televisión, pero no quiere que siga hablando de su padre como ha hecho durante los últimos 20 años por todos los platós de las principales cadenas. Para ella como si Jesulín de Ubrique nunca hubiese existido en su vida. 

Es cierto que, según contó Jorge Javier Vázquez, Andrea Janeiro le lanzó una sonoro zasca al diestro en el discurso que hizo en la boda de su madre. Sin embargo, a pesar de ello es su padre y le quiere. No soporta que se hable mal de él y menos que lo haga su propia madre. Por este motivo, Belén Esteban y Andrea Janeiro habrían llegado a este acuerdo. De momento la tertuliana lo está cumpliendo a rajatabla. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad