La reina Letizia y el rey Felipe VI | EFE

El millón que Felipe VI ordenó pagar para borrar este vídeo de Letizia

stop

El documento que pone contra las cuerdas a la reina de España

06 de junio de 2020 (14:08 CET)

Los que hacen ya muchos años que siguen la actualidad de todo lo que rodea a la monarquía española, saben muy bien que la relación de la reina Letizia con sus suegros, los eméritos Juan Carlos I y Sofía, nunca ha sido precisamente buena.

Ya desde los primeros encuentros quedó muy claro que no había complicidad alguna. Tanto es así que, según apuntan varios medios, Juan Carlos I le dijo a su mujer la primera vez que conoció a Letizia que Ortiz era “lo peor” que había entrada en la familia real.

Reina Letizia y Juan Carlos I | EFE

En este sentido, a Juan Carlos y buena parte de los borbones nunca consideraron adecuado que el heredero a la corona de España, Felipecontrajera matrimonio con la nieta de un taxista. Y mucho menos que tuviera un ‘pasado’ sentimental agitado.

Juan Carlos I investiga a Letizia

Pero a Juan Carlos I y compañía no les quedó más que tragar. Porque el entonces Príncipe de Asturias Felipe amenazó con abandonar la corona si no le permitían casarse con quien le viniera en gana.

No obstante, el emérito no se quedó de brazos cruzados. Y según recoge el libro La Reina de pilar Urbano, mandó investigar a la ex de Televisión Española, que entonces todavía trabajaba en el ente público. Y al parecer los resultados fueron una bomba.

Felipe VI y Letizia | EFE

Según publica Cotilleos, existía un vídeo muy comprometedor de la monarca correspondiente a su etapa como estudiante en México. Y lo que se veía en él no dejaba nada bien a Letizia de cara a su futura familia política.

El vídeo del millón

Se trataba de un vídeo que un estudiante pasó a los responsables de TVE, en el que se veía a Letizia mostrando su favoritismo por la república y su repulsión hacia la monarquía española. El estudiante en cuestión incluso llegó a entrevistarse con Alfredo Urdaci, al que le ofreció los documentos.

Pero el periodista contactó con Zarzuela, desde donde decidieron comprar el vídeo a cambio de 1 millón de pesetas con tal de que no saliera a la luz y eliminarlo para siempre.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad