El lío en el lavabo de David Bustamante con una concursante de OT

stop

Una gran amiga del cántabro revela un episodio desconocida de la Academia

Pablo López, David Bustamante, Antonio Orozco

21 de agosto de 2019 (13:37 CET)

Rosa López, la que un día fue ganadora de la primera edición de Operación triunfo, y nos cautivó a todos en Eurovisión, ya no vende discos. Ahora intenta labrarse un futuro en la televisión, igual que otros de sus compañeros como Chenoa. La andaluza concursó en la quinta edición de Tu cara me suena, la hemos visto en alguna entrevista de Bertín Osborne y ahora prueba suerte en Ven a cenar conmigo Gourmet Edicion. 

rosa lópez ven a cenar conmigo

Este verano Mediaset ha optado por pasar su versión de famosos del popular concurso de Cuatro a Telecinco. Un gran acierto sin duda. Y ha grabado dos ediciones consecutivas para que le cubra la programación de todo el verano. Anoche la gran anfitriona fue Rosa López y conquistó de nuevo a la audiencia con un buen 13,3% de cuota de pantalla. 

La cantante reveló sorprendentes datos de su vida y su paso por el concurso de TVE. López recordó cuando le preguntaron si hubo edredoming en la Academia. "Un día me levanté de la cama a las 6.00 de la mañana y fui al baño, pensando que no iba a haber nadie despierto", relató. "De repente, abren la puerta y era Bustamante, que me vio el potorrín de lleno. Además, yo en esa época no sabía lo que era la depilación...", contó ante la sorpresa de Francisco, Raquel Mosquera, Aless Gibaja y Laura Matamoros. 

Pero las revelaciones de Rosa López no se quedaron aquí. La cantante fue a aspectos más íntimos de su vida. Como la primera vez que se enamoró o la primera vez que mantuvo relaciones con un hombre. "Perdí la virginidad a los 21 años", dijo. "Solo me he enamorado una vez", admitió. Y recordó que lleva tiempo sin tener sexo. "Seguro que más que vosotros". 

Rosa López no está dejando indiferente a nadie y parece que ha perdido aquella timidez con la que se presentó al concurso de cantantes. Su participación en Ven a cenar conmigo nos ha dejado frases tan memorables como "necesito que me empotren" o "en la cama soy una fiera". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad