El lamentable espectáculo con Ana Obregón en plena calle que obliga a actuar a la policía local de Mallorca

stop

La presentadora y actriz se encuentra en la residencia de los Obregón en la isla balear junto a sus hermanas

ana obregón

16 de julio de 2020 (12:54 CET)

Ana Obregón pasa el peor verano de toda su vida. Todo puede cambiar en cuestión de segundos y prueba de ello es la última publicación de la presentadora en Instagram. Justo ha pasado un año desde que Ana y Álex se lo pasaban en grande en la piscina de casa de sus abuelos, en Mallorca, uno de sus lugares favoritos. Madre e hijo estaban muy unidos. En aquel entonces, cuando parecía que el empresario se encontraba recuperado, Ana solo le pedía al 2020 volver a vivir. Sin embargo, en esta ocasión recuerda aquel verano de 2019, aquellos ratos en la piscina, donde "la vida era vida". 

La presentadora preocupa a todos sus familiares y seguidores con cada una de sus palabras de una madre destrozada. Ana Obregón se ha quedado sin el pilar más importante de su vida. El motor que hacía que todo funcionase. Ahora ese engranaje se ha parado. Ana tiene que aprender a vivir sin Álex, pero ya no será lo mismo. 

Ana Obregón en Mallorca

Tras poderle dar el último adiós en una misa funeral organizada por ella misma con todos sus familiares y amigos, Ana Obregón hizo las maletas para trasladarse con sus hermanas a El Manantial, la lujosa casa que los Obregon tienen en Palma de Mallorca y que cuenta con 1.000 metros cuadrados. Es su refugio. Alejada de la prensa. A la presentadora todavía se le hace cuesta arriba entrar en casa y ver tantos recuerdos de su hijo. Por este motivo le viene bien estar unos días fuera de casa y tomar el aire. 

Ana ha dado algún paseo en compañía de sus hermanas, pero sus salidas son esporádicas. La mayor parte del tiempo permanece en casa. Se la ha podido ver con un look veraniego dejando de lado el riguroso negro. La presentadora ha ido a tomar el sol a la playa y ha dado un vuelta por el centro para hacer algunas compras. Ana necesita distraerse y poco a poco ir recuperando su vida. Lo que no puede estar es todo el día perseguida por las cámaras en busca de la fotografía. 

Ana Obregón pidió a los medios de comunicación respeto y un descanso. No quiere que la fotografien en la playa con bañador. Quiere que la dejen en paz. Los seguidores de la actriz están hartos de todas las fotografías que se publican de ella y que no la dejen tranquila en estos momentos tan difíciles. "Sois carroña", escriben en redes. En una ocasión tuvo que llegar a intervenir la policía por el acoso sufrido. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad