Infanta Elena

El “¡escandaloso!” sueldo de la infanta Elena por trabajar desde su casa

stop

El lío con lo que cobra la hermana del rey Felipe VI

21 de mayo de 2020 (12:28 CET)

Desde que el rey Felipe VI asumió el cargo hace ya unos años, la Casa Real ha intentando, con mayor o menor éxito, dejar muy claro que no hay lugar en la institución para aquellos que no cumplan con la ley.

Es por eso que, en un gesto muy comentado entonces, Felipe tomó una decisión cuanto heredó la corona: diferenciar la Familia Real de la Familia del Rey. La primera la forman él, la reina Letizia, sus hijas y sus padres, los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía.

En el caso de la familia del rey, son sus hermanas las que están incluidas en ella. La diferencia no es menor ya que en el segundo caso, tanto Elena como Cristina no reciben ni un euro de la asignación de los presupuestos para la Casa Real.

La Reina Letizia y la infanta Elena

Viendo el lío que supuso el problema judicial e Iñaki Urdangarin, Felipe decidió aparatar a sus hermanas de La Zarzuela. Algo que muchos reclaman que haga ahora con su padre viendo los futuros y previsibles líos en los que estará metido Juan Carlos I.

El sueldo de la infanta Elena

Eso sí, por suerte para Elena, no depender de La Zarzuela no le impide tener un muy buen sueldo. Y es que, tal y como apuntan varios medios, su trabajo en la Fundación Maphre le permite percibir un sueldo de, ojo, 25.000 euros al mes, o lo que es lo mismo, 300.000 euros anuales.

Una sueldo que muchos en las redes consideran “¡Escandaloso!” y que no hace otra cosa que dar argumentos a los que apuntan que son trabajos para “colocar” a la Familia Real. Sin embargo, no fue otra que Pilar Eyre, que nunca es que haya tenido pelos en la lengua a la hora de criticar cuando ha querido a la institución, la que dejó claro hace un tiempo en Lecturas que Elena trabaja, y mucho.

Cada mañana está en su despacho de ocho a dos. Viaja por España, Latinoamérica y Europa para mantener reuniones en tres idiomas. Y maneja un equipo de cuatro personas, ¡No es un florero, trabaja duro!”, apuntaba la periodista. Eso sí, ese trabajo duro parece que con el confinamiento no lo es tanto. De ahí que, pese a trabajar desde casa, muchos vean esta cifras como “exageradas”.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad