David Bustamante | EFE

El drama de David Bustamante (“Necesita ayuda”) que Paula Echevarría y Miguel Torres callan

stop

El cantante no puede olvidar a la actriz y está pasando por uno de sus peores momentos tanto personales como profesionales

15 de marzo de 2019 (14:12 CET)

Ya hace más de un año que David Bustamante y Paula Echevarría decidieron poner punto y final a su relación tras varios rumores de crisis en su matrimonio. La imagen de la actriz en un evento en el que admitió que "en mi casa pasan cosas" ya es una mera anécdota y una frase para enmarcar. Echevarría está muy feliz con su pareja Miguel Torres. Cada día están más unidos y pronto podrían compartir casa. Todo lo contrario le sucede al cantante.

David Bustamante en La Voz discurso

El cántabro también ha intentado rehacer su vida. Primero con la tertuliana Ares Teixidó. Con ella mantuvo un fugaz romance. La joven dormía alguna vez en su piso y en una ocasión tuvo que salir escondida en el maletero del coche. Después tuvo una relación más duradera aunque breve con Yana Olina, su compañera de baile en el programa Bailando con las estrellas de TVE. Ni una ni otra han logrado conquistar el frío corazón del cantante. Bustamante no deja que nadie entre a su corazón más que a su hija y a Paula Echevarría. Según aseguran fuentes cercanas no puede olvidarla. 

Paula Echevarría ha sido muy importante en la vida del cántabro y no se imagina una vida sin ella. Juntos eran un tándem perfecto, sobre todo para los medios de comunicación. Su caché era altísimo y ahora de eso ya nada queda. Bustamante no pasa por su mejor momento ni personal ni profesional. A principios de año sacó su nuevo disco y ahora participa como asesor en La Voz de Antena 3, pero ni eso le ayuda a vender más. David Bustamante ya no es un éxito y Universal se está dando cuenta de ello, por eso le ha dado un primer toque de atención antes de finiquitar su relación profesional. 

Actualmente Bustamante intenta esquivar a los medios de comunicación. Se muestra distante y a la defensiva. El joven ha perdido su humor tan característico. Ya no es el mismo. Está hundido. Algunos amigos y vecinos de la zona aseguran que lo está pasando muy mal y necesitaría, tal vez, ayuda psicológica. Ni tan siquiera quiere cruzarse con noticias donde Echevarría, Torres y su felicidad sean los protagonistas. Le duele y mucho. Pobre David. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad