El día que Juan Carlos I pilló a Letizia haciendo esto con uno de sus guardaespaldas

El gesto de la monarca que no gustó ni un pelo al emérito

Fotografía: El día que Juan Carlos I pilló a Letizia haciendo esto con uno de sus guardaespaldas » Diario Gol
Fotografía: El día que Juan Carlos I pilló a Letizia haciendo esto con uno de sus guardaespaldas » Diario Gol

Cuentan en Zarzuela que la reina Letizia es una mujer a la que le gusta cuidar todos los detalles en sus apariciones públicas. Desde los atuendos que luce hasta el peinado, pasando por los complementos o el aspecto físico. Algo que consigue a base de hacer ejercicio, seguir una dieta sana y equilibrada, y de disponer de una estilista y de una peluquera personal.

ReinaLetizia y Eva Fernández

Y no solo eso. Quiere que los de su alrededor sigan el protocolo al máximo. Guardaespaldas, servicio de Palacio y de cocina, equipo de vigilancia privada y todo el que trabaja para ella y a los que pagamos todos los españoles, deben seguir las normas a rajatabla.

Letizia hace esto con sus guardaespaldas

En este sentido, aseguran que los eméritos Juan Carlos y Sofía alucinaron cuando puso firme al personal en cuanto llegó a Zarzuela. Unos trabajadores que llevaban años sirviendo en Zarzuela y que siempre fueron considerados “como de la familia”, pero que con la llegada de la nueva reina volvieron a sentirse unos extraños.

Letizia Ortiz

En este sentido, el emérito ha sido testigo en más de una ocasión de los toques de atención que la ex de Televisión Española daba a sus guardaespaldas o al servicio de limpieza, a los que los eméritos siempre tuvieron en gran consideración. “Se ha olvidado de dónde viene”, había soltado el ex Jefe de Estado en más de una ocasión en petit comité.

Letizia no comulga con sus lecciones

Además, no es que se pueda decir que Letizia es de las que respeta el protocolo. Todo lo contrario. No es una mujer a la que le guste que le digan lo que tiene que hacer o como se debe comportar. Y cuando ha querido se ha saltado las normas a la torera.

Por ejemplo, el protocolo señala que la reina debe situarse siempre a la derecha del rey Felipe VI, de forma que sea el Jefe de Estado el primero en ser saludado por los invitados.

Algo que Letizia se saltó el pasado verano durante un acto. Letizia se quedó atrás tras pararse a hablar con un miembro de la seguridad de la casa real, y cuando volvió con su marido se situó a su izquierda, teniendo que ser corregida y resituada por el hijo de Juan Carlos I. Y como esta, unas cuantas más. Y las puedes leer aquí.

Publicidad