La Reina Leitzia o el mini bikini que lía la de Dios (“¡Es un escándalo”!) | EFE

El capricho de niña rica de Letizia Ortiz (y las Infantas Sofía y Leonor) que enciende a España

stop

La esposa del Rey Felipe VI guarda un secreto que desata envidias y críticas

09 de agosto de 2018 (20:50 CET)

Formar parte de la Casa Real otorga ciertos privilegios. Probablemente, muchos más de los que cualquier ciudadano de a pie podría llegar a imaginar. 

Dinero por un tubo, propiedades de la más alta categoría, una vida repleta de fiestas y actos sociales, la liberación de obligaciones como el trabajo... en definitiva, la buena vida. Algo que nunca imaginó Letizia Ortiz cuando era una niña. 

Sin embargo, los azares del destino la emparejaron con el Rey Felipe VI de España. Y, desde entonces, Letizia puede vivir la vida limitada a sus obligaciones de representación institucional y a su labor materna. 

Uno de los aspectos a los que Letizia ha podido destinar buena parte de su tiempo libre es a perfeccionar una dieta acorde al físico que ella desea tener y a realizar ejercicio. La Reina es una apasionada de practicar el deporte. 

Lo que para muchos era desconocido es que en la Casa Real tiene un selecto grupo de cocineros profesionales especializados en el tipo de dieta que a ella le gusta. La misma que obliga a seguir a sus hijas, las Infantas Sofía y Leonor

Quizá estas niñas no lleguen a descubrir el verdadero sabor de una buena pizza grasienta al estilo americano, o de esas hamburguesas de cuatro pisos con huevo frito, bacon y mucho queso. Ellas conocen mejor la dieta macrobiótica. 

La dieta macrobiótica se basa en un equilibrio natural y sano de los distintos grupos alimenticios. Divide los alimentos en dos sectores que deben harmonizar la alimentación de la forma más nutritiva y sana.

El ‘yang’, aquellos cuya energía es considerada caliente, tonificante y contractiva como son los cereales, las legumbres, el pescado, la carne, la sal o las verduras de raíz. Y el ‘yin’, con energía fría, dispersante y debilitante, como son el azúcar, los lácteos, las frutas o vegetales como la patata, el tomate o el alcohol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad