Mila Ximénez

El amor secreto de Mila Ximénez que muere repentinamente en el peor momento

stop

La colaboradora de Sálvame confesó en GH VIP 7 a sus compañeros que hombre fue quién le marcó para siempre

30 de junio de 2020 (12:00 CET)

Mila Ximénez pide respeto e intimidad ante estos momentos tan duros que le ha tocado vivir. Está arropada en todo momento por los suyos, sus hermanos y su hija Alba, quién llegó la semana pasada de Holanda. Este verano buscará la calma en Marbella junto a ellos y sus nietos. Ha alquilado una casa para estos meses de verano. La colaboradora deberá someterse a un tratamiento con quimioterapia y radioterapia durante seis meses. El pasado lunes recibió la primera sesión. Está bien pero algo cansada. 

La sevillana vuelve a ser una persona con carácter ante esta situación y son muchos seguidores los que ya la tienen como ejemplo por su coraje, valentía y forma de plantarle cara a tan temida enfermedad. En esta ocasión Mila Ximénez recibe todo el cariño de los suyos, pero de ninguna pareja ya que está soltera. Probablemente el padre de su hija Alba, Manolo Santana, se hubiese preocupado por ella, pero no pasa por un buen momento de salud. 

mila ximénez

Una pena que esta enfermedad llegue en los peores momentos de su vida. Hablamos en esta ocasión de sus parejas y del hombre de su vida, que no fue el padre de su hija. Se llamaba Rafael Aguilera y falleció en 2018. Mantuvieron una relación en secreto para que no se desvelara por los medios de comunicación y porque éste quería mantener su anonimato. Vivieron una relación casi imposible a finales de los años 80. 

En GH VIP 7, donde concursó, reconoció que era el amor de su vida. Lo hizo por primera vez. Aseguraba que “no he vuelto a estar con nadie, no he podido. Era un tío que me encantaba todo lo que me contaba. Era psiquiatra y además tenía negocios. Era una persona superinteresante". Sin embargo, también reconoció que su historia fue imposible, ya que además aparecía y desaparecía en el tiempo. “No pudo ser…pero teníamos una pasión brutal”. “Él quería una mujer marroquí”, reconoce.

Bien seguro su gran amor no se hubiese separado de ella en estos momentos tan difíciles. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad