Detalles de cama de los cuernos de Eva González. Karelys Rodríguez cuenta todo lo que le hacía Cayetano Rivera

stop

La presentadora y la entrevista que no quería leer

Eva González y Cayetano Rivera

31 de julio de 2020 (11:09 CET)

La cara que debió poner Eva Gonález al ver la última portada de la revista Lecturas debió ser de las que no se olvidan fácilmente. Y es que la revista ha entrevistado ni más ni menos que a Karelys Rodríguez, la amiga especial de su marido Cayetano Rivera.

Una Karelys que, como era de esperar, ha confirmado lo que muchos apuntaban: y es que la relación entre ella y el torero no fue precisamente corta ni esporádica. De hecho, se ha dejado llevar y se ha sincerado hasta tal punto que ha confesado cómo le trataba Cayetano y lo bien que se lo pasaban juntos.

Las confesiones de Karelys Rodríguez

Evidentemente, si me hubiera dicho que lo nuestro no iría a más, no habría aceptado. Ahora lo pienso y lo considero extraño porque siempre lo ha hecho de tal manera que me ha llevado a su terreno. No quiero entrar en detalles de las cosas que me decía, pero si yo he estado ahí, ha sido porque él no me dejaba ir”, apunta Karelys.

Y va más allá apuntando cómo Rivera la conquistó: “Me decía que era importante en su vida y me hacía sentir especial. Obviamente, yo babeaba y lo idealizaba” o “Desde el principio tuvimos muchísima conexión. Yo, al principio, pasaba un poco y no entendía qué le gustaba de mí. En ese momento, él no estaba soltero, tenía pareja, pero iba detrás de mí. Yo tenía 21 años y me vino este hombre guapísimo. Lo conocí y me trataba increíblemente”, cuenta en el citado medio.

Sin embargo, una de las confesiones que más daño ha hecho, lógicamente, a Eva es la siguiente: “Siempre era cuando podía organizarlo él y yo, obviamente, estaba siempre disponible para él porque para mí lo importante era que pudiésemos vernos. No quiero entrar en el número, pero no eran pocas las veces que nos veíamos, según las etapas. Lo que sí manteníamos de forma continua era el contacto”.

Por otra parte, fuentes cercanas a Karelys aseguran que la pasión entre ellos era más que evidente, que la atracción sexual entre los dos era más que visible y que, desde luego, los dos estaban más que contentos al verse. Por lo visto, no fueron tampoco pocas veces. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad