“¿Cuántos kilos ha perdido Mario Casas?” Blanca Suárez calla: “¿Está bien?”

stop

El actor se encuentra inmerso en el rodaje de una nueva película en Barcelona

mario casas sin camiseta

08 de octubre de 2019 (15:36 CET)

Mario Casas está que se sale. Cada personaje que hace lo borda. Lejos están aquellas interpretaciones poco nutridas que sus detractores criticaban con gusto. Ahora nadie puede decir que el gallego no sea un actor de los pies a la cabeza. El joven ha demostrado que sabe hacer algo más que quitarse la camiseta y representar papeles juveniles con escaso trasfondo. Los personajes que le llueven diariamente a Casas tienen un gran complejidad y debido a su edad, cada vez son más adultos. Ahora ya le toca encarnar a padres de familia, aunque Mario todavía no tenga planes de tener bebés. 

El artista no tiene tiempo para nada. Se le acumulan los trabajos y el teléfono no deja de sonar. Es el actor más demandado de nuestro país. Aunque ha vuelto a reaparecer en televisión con Instinto, la carrera del actor está centrada en el cine. Ahora lo podemos ver en Adiós, un thriller dramático dirigido por Paco Cabezas, quién ya trabajó con él en Carne de neón. 

Casas interpreta un personaje duro, difícil, complicado, un padre de familia que se mete en una espiral de justicia, venganza y narcotráfico tras la muerte accidental de su hija. "Volver a trabajar con Paco Cabezas, con quien hice mi segunda película, es de las cosas que más ilusión me hacía. Ha sido una experiencia maravillosa y esa energía se transmite en la película", es el mensaje que envió al Festival de San Sebastián donde se presentaba la película. 

El actor no pudo acudir porque se encontraba en Barcelona rodando otra película y aunque lo intenta de momento no es Tres veces tú. Mario Casas ha dejado bien claro en un par de ocasiones que le encantaría ponerse en la piel de Hache por última vez. Federico Moccia escribió la tercera y última entrega de esta romántica historia de amor que comenzó con Tres metros sobre el cielo. 

El intérprete se mete de lleno en la piel de sus personajes. Para ello en más de una ocasión ha tenido que engordar o adelgazar drásticamente, especialmente para la película El fotógrafo de Mauthausen. Esto que hace Mario Casas, aunque está controlado no es algo recomendable. Esta sometiendo a su metabolismo a cambios constantes y drásticos. Para el personaje de Francisco Boix adelgazó 22 kilos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

☕️Buenos días☕️

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el

No se han desvelado muchos detalles de su nuevo proyecto en Barcelona, aunque por lo que vemos en la fotografía Mario Casas ha tenido que someterse de nuevo a una bajada de peso. Aunque sigue mantiendo un cuerpo muy fibrado. "Un día de estos más a matar a alguien de un infarto", le escriben. Mientras que otros están visiblemente preocupados. "¿Cuántos kilos ha perdido esta vez Mario Casas?"

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad