Cristina Pedroche | EFE

Cristina Pedroche en la cama ¡y sin pijama! Atención a la foto (y tiene horas)

stop

La colaboradora de Zapeando y la imagen que pone patas arriba su Instagram

29 de febrero de 2020 (11:10 CET)

Si algo ha caracterizado desde siempre a Cristina Pedroche es su naturalidad y su espontaneidad. Si bien es cierto que estos rasgos de su personalidad le han llevado en más de una ocasión a meterse en algún que otro lío, también le ha ayudado a conseguir mucha repercusión en las redes.

Y es que no son pocos y pocas los que hablan de Cristina como “una mujer normal”. Pedroche no tiene pelos en la lengua y no duda en dar su opinión sobre ciertos temas a priori delicados.

Tampoco es que sea precisamente una de esas celebrities que cuida con todo lujo de detalles sus redes sociales. Es evidente que son muchas las publicaciones que Pedroche cuida y retoca (sobre todo las que tienen contenido publicitario), pero es a través de sus stories donde sus seguidores pueden conocer a la Cristina más real.

La foto de Cristina Pedroche

Es allí donde, por ejemplo, la mujer de David Muñoz deleita a sus millones de followers con sus particulares bailes en los pasillos de Atresmedia. Bailes que desprenden alegría y buen rollo.

Eso sí, Cristina tiene también sus días flojos y, con ese ánimo de compartir con sus seguidores todos sus estados de ánimo, no duda en colgar una imagen diferente cuando está “de bajón”.

Cristina Pedroche

Y eso es lo que ha hecho recientemente con una imagen en la que la podemos ver metida dentro de la cama (en teoría sin pijama) con un gesto que evidencia cansancio y un texto que ya hace entrever que va a dormir algo preocupada: “Buenas noches. Qué semanita llevo”, apunto la colaboradora de Zapeando junto a un emoticono de una cara llorando.

Una imagen que no ha hecho otra cosa que provocar muchos comentarios en las redes. Desde lo que le animan a seguid con fuerzas con comentarios como “Vamos que seguro que remontas” o “No pasa nada Cristina, todos tenemos días malos” hasta los que la critican con comentarios como “Y a mí qué me importa tu semana” o “Siempre queriendo llamar la atención”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad