Kiko Hernández

“Consumía todos los días hasta que le sangraba la nariz”. Kiko Hernández aplaude el paso al frente. Estrella de Telecinco

stop

La declaración más dura

24 de julio de 2020 (13:21 CET)

Las drogas son algo muy presente en la vida de muchas caras conocidas. Algo que en ocasiones ha ocasionado daños terribles a quien las consumía y a los de su alrededor.

No obstante, son muy pocos los que se atreven a dar un paso al frente y confesar sus adicciones. Es algo de lo que muchos se avergüenzan y prefieren mantener el secreto en la medida que puedan.

Alonso Caparrós se sincera

No es el caso de Alonso Caparrós. El presentador de televisión ha estado durante mucho tiempo enganchado a las sustancias estupefacientes. Una etapa de la que ya se ha recuperado, y de la que no tiene problemas para hablar. Y es que a veces es mejor contarlo y poner a la vista los daños que pueden causar las adicciones a sustancias prohibidas. Es una buena forma de dar ejemplo y enfrentarse a los problemas.

“Consumía todos los días hasta que le sangraba la nariz”, ha asegurado más de una fuente de su entorno que, como Kiko Hernández, Jorge Javier Vázquez, María Patiño y compañía, celebra que Caparrós haya sido capaz de superar su gran problema. Y también que haya decidido hablar del asunto públicamente, como ha hecho en la revista Lecturas. En la entrevista, además, Alonso ha confesado lo mucho que tuvo que ver su mujer, Angélica.

alonso caparrós con kiko hernández

Alonso Caparrós toca fondo

"Hubo un momento que perdí todo y ya no tenía ganas de nada. No esperaba nada de la vida, me quedé vacío. Y empezaron a entrar cosas nuevas. Empecé a normalizarme gracias al amor de mi mujer y mi familia", explica Caparrós. "Ella, desde la comprensión y la calma, me dijo que de ninguna manera lo iba a aceptar en su vida. En ese momento, me dije: ‘Se acabó’, añade, asegurando que ahora viven felices y están más enamorados que nunca.

alonso caparrós

“La primera vez que hablé en una entrevista de mi pasado con las drogas y estupefacientes fue la más difícil de mi vida y tuve el apoyo de mi mujer. Lo hice por dos objetivos: por aliviarme y por evitar que entraran testimonios contando cosas. Yo quería cerrar un capítulo", concluye.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad