Carmen Borrego no coge el teléfono. Se esperaban lo peor y se ha confirmado. Golpe durísimo

stop

La colaboradora de Viva la vida confinada en casa con su madre por el coronavirus

Carmen Borrego habla de Gabriela

19 de marzo de 2020 (12:34 CET)

Las hijas de María Teresa Campos, Terelu y Carmen Borrego, llevan meses preocupadas por la matriarca. La comunicadora sale de un agujero negro y se mete en otro. Llevan años que la suerte no les acompaña. A finales del mes de diciembre, la malagueña despedía el año con la ruptura de Edmundo Arrocet. María Teresa se quedaba soltera y muy dolida, más por las formas en las que el cómico decidió acabar la relación. 

Tras unas semanas muy duras, con una profunda depresión, María Teresa Campos se dejó ver de nuevo por los pasillos de Mediaset. Necesitaba desahogarse y lo hizo con varias entrevistas. Después se dejó ver en Sálvame y se rumorea que había nuevas ofertas sobre la mesa para que la periodista volviese a su cadena favorita, donde le gustaría despedirse de su carrera. Se fue de malas formas y eso no lo consiente. 

Ahora, por culpa del coronavirus, algo que ni se esperaba, todos sus proyectos han quedado pausados y no se sabe si se retomarán porque la economía del país no será la misma una vez los ciudadanos vuelvan a la normalidad. Será mucho más difícil que antes encontrar un sitio para María Teresa.

Terelu preocupada por su madre

Además, la malagueña es una persona de alto riesgo para contraer la enfermedad. Por este motivo está confinada en casa. Concretamente en la de Carmen Borrego, donde pasa los primeros 15 días, después lo hará en la de Terelu, quién ha mostrado en una entrevista lo preocupada que está por su madre. “Estoy atemorizada por mi madre”, explica la colaboradora y es que María Teresa ya tiene casi 79 años. Además tiene una enfermedad crónica debido al ictus que sufrió hace un par de años. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad