Carlota Corredera avisada: ¡Hace la dieta de Adele y termina en urgencias! Última hora

stop

La presentadora suplente de Sálvame realizó una estricta dieta para adelgazar

Carlota Corredera llora

14 de febrero de 2020 (11:01 CET)

Carlota Corredera siempre estuvo muy acomplejada. La comunicadora se escondía tras las cámaras en el departamente de dirección de Sálvame por su físico. Tras conseguir adelgazar más de 20 kilos no le importó ponerse delante de la pantalla. Ahora es una de las presentadoras suplentes del espacio de Telecinco. Corredera escribió un libro para luchar contra los complejos y ayudar a otras personas a conseguir un cuerpo bonito. 

Quién dio un cambio radical fue Adele. La joven siguió una dieta muy estricta y llegó a quedarse casi plana. Muchas personas siguieron su dieta, como por ejemplo la periodista y bloguera australiana Rachael Martin decidió repetir la dieta de Adele para ponerse en forma, y esto es lo que le pasó.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Simply the Pest - Buda Birthday edition

Una publicación compartida de rachaelkimi (@rachaelkimi) el

Con la famosa dieta Stirfood puedes llegar a perder hasta tres kilos por semana.La primera semana es más intensa e incluye el consumo de tres batidos verdes y solo 1.000 calorías diarias. En la segunda etapa, la ingesta calórica aumenta hasta 1.500 calorías y se divide en tres platos.

La bloguera compartió la experiencia con sus seguidores. "Me encantaría decir que después de tres días de tomar zumos verdes y centrarme en consumir la comida de Sirtfoods me sentí vigorizada y refrescantemente ligera, pero, para ser completamente honesta, fue todo lo contrario", reveló.

Martin subrayó que consumir tan solo 1.000 calorías al día es una tarea demasiado difícil para una persona que quiere "funcionar de forma normal" y "llevar una especie de vida social".

La periodista confesó que el primer día de la dieta, "casi se desmayó" durante una rutina de gimnasio, y el día siguiente, tuvo que cancelar los planes que tenía con un amigo, ya que estaba "demasiado cansada y tenía demasiada hambre para hacer nada salvo meterse en la cama".

Si que es verdad que perdió kilos, pero se sentía hambrienta en todo momento. "Puede que haya visto los resultados en la balanza y ahora tenga la barriga un poco más plana pero, ¿a qué coste?", expresó Martin.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad