Atendida de urgencia. Jesulín de Ubrique no contesta a preguntas. “Está muy mal”

El torero y su mujer, María José Campanario, volcados en ella tras este duro varapalo

Fotografía: Atendida de urgencia. Jesulín de Ubrique no contesta a preguntas. “Está muy mal” » Diario Gol
Fotografía: Atendida de urgencia. Jesulín de Ubrique no contesta a preguntas. “Está muy mal” » Diario Gol

La familia de Jesulín de Ubrique ha recibido un duro varapalo esta semana. El primo más querido por el torero, Pedro, único hijo y soltero de Laly Bazán, fallecía a los 55 años de edad a causa de una serie de complicaciones tras una intervención quirúrgica por la que llevaba unas semanas en el hospital. 

El marido de María José Campanario acudió junto a ella al sanatorio de Villamarín de Cádiz, donde permanecían los restos sin vida de Pedro para darle el último adiós. No ha sido hasta el jueves cuando se ha vuelto a dejar ver en la puerta de Ambiciones. Jesulín se negaba a contestar a la prensa. Con el semblante serio se ponía gel hidroalcohólico en las manos para coger el coche. Iba solo a realizar unas gestiones.

jesulín de ubriqueAhora mismo toda la familia apoya a Laly Bazán, quién se ha quedado destrozada y completamente sola. Era su único hijo y vivía con ella. Le hacía mucha compañía. A pesar de que Laly ha sido siempre la más polémica de los Janeiro, siempre ha defendido a su sobrino con uñas y dientes, especialmente en sus enfrentamientos con Belén Esteban. 

Jesús Janeiro va cada día al domicilio de Laly para no dejarla sola en ningún momento, también lo hace su hermana Carmen Janeiro. Carmen no pudo acudir a despedir a Pedro porque se encontraba confinada a causa del Covid-19. 

Pedro tenía muy buena relación con Jesulín y sus hermanos y es que casi se crió con ellos como uno más, así lo decidieron Carmen y Laly, que son inseparables. Pedro era un Janeiro más. Días antes de la muerte del sobrino de Carmen Bazán, Jesulín de Ubrique reapareció en televisión, en el programa Mano a mano del canal autonómico de Castilla-La Mancha, donde manifestaba estar contento porque la pandemia no había afectado directamente a los suyos y aseguraba sentirse un afortunado por la familia que tenía

«Está muy mal», aseguran los usuarios en redes tras ver como cada día acuden los Janeiro a su domicilio. Se rumorea que podría haber necesitado de ayuda médica para superar este trance al verse saturada por la situación. 

 

Publicidad