“¡Asusta más que Belén Esteban!”: La foto de Mila Ximénez hinchada de bótox

stop

La colaboradora de Sálvame se pone en manos de profesionales para rejuvenecer su rostro

Jorge Javier Vázquez discute con Mila Ximénez

08 de julio de 2019 (16:37 CET)

Después de acaloradas y tensas discusiones en Sálvame, Mila Ximénez disfrutará en breve de unas semanas de descanso. La colaboradora sufre un gran desgaste con su participación en el programa y por eso ha querido ponerse en manos de profesionales de la Medicina Estética. 

A diferencia de otros compañeros, la colaboradora nunca he tenido ningún problema a la hora de hablar de sus visitas a clínicas de estética. Por primera vez la noticia de su nuevo retoque ha sido duramente criticada en redes sociales, aún más después de anunciar su inminente abandono del programa. 

"Cuidado con los tratamientos porque ya te estás disfigurando", "con todos esos retoques que llevas encima hasta la bruja de Blancanieves estaría guapa, por mí si quieres no vuelva más" o comentarios como "qué suerte poder disfrutar de sesiones de estética. No están al alcance de cualquier bolsillo", son solo tres críticas de las miles que han escrito junto a su foto en la sala de estética de su centro fetiche. O "Asusta más que Belén Esteban". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ya estoy casi preparada para mis vacaciones de verano gracias a @clinicaslaserfusion Os iré contando mi tratamiento estrella....

Una publicación compartida de Mila Ximenez (@milaximenezoficial) el

Mila Ximénez ha publicado una imagen en su cuenta de Instagram donde aparece en una sala de la Clínica Láser Fusión de Madrid. Es uno de los centros habituales donde acude para mejorar su apariencia física y rejuvenecer su rostro. En este centro no le hacen ninguna cirugía, solo inyecciones y tratamientos tipo láser. 

Hace un par de años ya sorprendió con un rostro radicalmente cambiado. "Me han recogido la cara, me han quitado la piel que sobraba de los ojos, me han subido los labios y me han hecho todo el cuello nuevo", confesaba ella misma en su vuelta a los platós semanas después.

Desde entonces no ha vuelto a someterse nunca a una operación tan radical. No obstante, habitualmente acude a retocarse sus imperfecciones. Los tratamientos que ha probado en la clínica son el relleno de ácido hialurónico y la toxina botulínica. Aunque no siempre haga público un retoque, con su participación en el programa podemos ver ligeros cambios. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad