Anticorrupción investiga a la reina Sofía y a algunos de sus nietos

La Fiscalía Anticorrupción inicia una investigación sobre los gastos del rey emérito Juan Carlos I, su esposa, la emérita Sofía, y algunos de sus nietos

Reina Sofía
Reina Sofía

La semana pasada Fiscalía General del Estado determinó que no existen delitos económicos por parte del rey emérito Juan Carlos I posteriores a 2014, cuando abdicó en favor de su hijo Felipe VI, lo que a priori eximiría al ex Jefe de Estado de pagar por delitos fiscales. No obstante, este martes se ha sabido que la Fiscalía Anticorrupción sí habría encontrado indicios de delitos posteriores a esa fecha. Y atención, porque también estaría metida la reina emérita doña Sofía y a otros familiares del emérito.

Tal y como se anunció la Fiscalía General del Estado y recogieron medios como este mismo, el equipo dirigido por el fiscal de Sala especialista en delitos económicos Juan Ignacio Campos no encontró indicios delictivos en el comportamiento del emérito Juan Carlos I después de 2014, el año en el que renunció al trono en favor de Felipe VI.

Juan Carlos I
Juan Carlos I

Juan Carlos I sale airoso de su primer asalto

Es decir, Juan Carlos puede haber cometido delitos, pero estos habrían ocurrido antes de 2014, con lo que quedan cubiertos por el estatus de inviolabilidad del que ha disfrutado durante su reinado y que le exime de cualquier responsabilidad penal.

Sin embargo, quién sí los habría encontrado ha sido la Fiscalía Anticorrupción. Según publica elDiario.es este martes, se están investigando los gastos de varias tarjetas de crédito que habrían usado el rey Juan Carlos I, su esposa, la reina Sofía de Grecia, y algunos de los familiares más directos del emérito, entre los que figurarían algunos de sus nietos. Unos gastos que, según el medio mencionado, se habrían pagado desde una cuenta en la que ni Juan Carlos ni nadie de su familia aparecen como titulares, y cuyos fondos provenían del extranjero.

Juan Carlos I
Juan Carlos I

Sofía, Juan Carlos y algunos de sus nietos, investigados

Los movimientos de la cuenta se habrían producido en 2016, 2017 y 2018, años posteriores a la abdicación del ex Jefe de Estado. Es decir, no gozaría de la invulnerabilidad de la que disfrutaba cuando era rey.

Cabe decir que los reyes Felipe VI y Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, no se habrían beneficiado de dichos gastos.