Kiko Hernández

Ansiolíticos. El problema de esta estrella de Sálvame del que Kiko Hernández no habla

stop

El colaborador del programa de Telecinco no había hablado nunca del duro pasado de su compañera

25 de mayo de 2020 (13:08 CET)

Supervivientes ha revolucionado todos los programas de Telecinco desde plató. Los colaboradores repasaron las duras vivencias de los concursantes. Se remontaron a su infancia al cruzar el famoso puente de las emociones. Incluso Lara Álvarez llegó a emocionarse con algunos testimonios desgarradores, como el de Elena Rodríguez, madre de Adara. Son muchos los colaboradores que se han sentido reflejados en estas historias y no han dudado en explicar la suya propia. Lo han hecho Suso Álvarez y Alejandra Rubio. Ahora también se ha sumado Chelo García Cortés, quién ha relatado su dura infancia envuelta en lágrimas. Un episodio que el gran público desconocía. Ni tan siquiera su compañero Kiko Hernández lo había explicado nunca, ni lo ha traido en su famoso maletín. 

chelo garcía cortés

Su infancia está marcada por el duro fallecimiento de su madre. La progenitoria de Chelo se quitó la vida. Fue tras su paso por Supervivientes cuando la colaboradora entendió "que ella eligió irse", algo que ahora le perdona. Tras su concurso Chelo reveló a los medios que su madre se suicidó. «Mi madre se suicidó», contó. Esto sucedió cuando tan solo era una niña. 

En el último Sálvame ha revivido este duro episodio, y entre lágrimas ha hecho algunas confesiones demoledoras. “No he podido ser niña”, ha comentado la periodista. “Las imágenes que tengo sobre mi madre son de cuando yo tenía de cinco a once años, visitándola en la clínica López Ibor”.

Un testimonio desgarrador que deja a todos sus compañeros helados. Chelo García Cortés tuvo que madurar a pasos agigantados tras este suceso que le marcó para siempre y le cambió la vida por completo. Mientras narraba estas palabras tan duras a sus compañeros, no pudo contener las lágrimas. 

"La enfermedad que tenía mi madre ahora está diagnosticada", señalaba. "Después de oír mucho puedo decir que mi madre era bipolar, pero en aquella época no lo veía. Solo veía a mi padre con unas gráficas…", ha explicado la gallega. Al hablar de su madre se ha emocionado. "No soporto que alguien tome ansiolíticos porque yo lo que recuerdo es mi padre distribuyendo los ansiolíticos cuando mi madre venía a casa".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad