Anna Ferrer avisa a amigos y familiares de la última decisión de Paz Padilla. Y no hay marcha atrás

La hija de la presentadora de Sálvame se preocupa por el estado de salud de su madre

Fotografía: Anna Ferrer avisa a amigos y familiares de la última decisión de Paz Padilla. Y no hay marcha atrás
Fotografía: Anna Ferrer avisa a amigos y familiares de la última decisión de Paz Padilla. Y no hay marcha atrás

Paz Padilla está pasando el peor año de su vida. El pasado mes de febrero tuvo que despedirse de su madre, mientras tanto apoyaba a su marido en la lucha contra el cáncer. El amor de su vida perdió la vida el pasado 19 de julio. La gaditana quiso compartir con todos sus seguidores una emotiva reflexión con una tierna fotografía en blanco y negro de ambos abrazados. “Hace una semana que perdí el amor de mi vida”, expresaba Paz en un solemne tono.

Paz Padilla dio las gracias a todos sus amigos y compañeros. Se ha sentido muy querida y arropada en estos momentos tan difíciles. “Gracias a los amigos que se desplazaron para estar conmigo en esos momentos difíciles, a esos reportajes tan bonitos y al trato tan humano. Los compañeros que cada día me dicen que me quieren y me mandan energía”. Incluso le enviaron unas flores de forma anónima al tanatorio. 

A la humorista le está costando asimilar esta pérdida. Se conocieron cuando eran dos adolescentes y empezaron a salir, pero el destino les separó hasta que les volvió a unir. Seguro que la vida les da una tercera oportunidad. Paz Padilla vivió con Juan un amor de película. Se espera que el próximo mes de septiembre retome sus compromisos profesionales, pero de momento este mes de agosto ha optado por tomarse unas merecidas vacaciones para descansar su mente. Se encuentra arropada por su hija Anna Ferrer. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy hace una semana que perdí al amor de mi vida. Quiero agradeceros vuestro apoyo y los miles de mensajes. Me conmovió enormemente las flores que, de forma anónima, recibimos en el tanatorio. Gracias a los amigos que se desplazaron para estar conmigo en esos momentos difíciles, a esos reportajes tan bonitos y al trato tan humano. Los compañeros que cada día me dicen que me quieren y me mandan energía. He vivido una historia de amor corta pero muy intensa, se que su amor vivirá en mi para siempre. Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido, pero avanzando.

Una publicación compartida de Paz Padilla (@paz_padilla) el

“Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido, pero avanzando”, concluía en su reflexión la presentadora. Un texto que acompañaba a una imagen suya caminando por un paisaje árido, una metáfora de lo que debe estar sintiendo en estos momentos tan amargos.

Es la primera vez que no vemos en el rostro de Paz Padilla una sonrisa. La gaditana siempre está de buen humor. Pero la muerte de Antonio Vidal la ha borrado de su rostro.