Ángela Portero estrena cara. Y el resultado final es impactante. Mira la foto 

Ángela Portero reaparece en televisión tras años alejada visiblemente cambiada físicamente y es por esta razón

Fotografía: Ángela Portero estrena cara. Y el resultado final es impactante. Mira la foto 
Fotografía: Ángela Portero estrena cara. Y el resultado final es impactante. Mira la foto 

Ángela Portero, la enemiga íntima de Belén Esteban, por los siglos de los siglos amén, desde que ambas coincidieron en ‘GH VIP 3’. La colaboradora dejó hace años los medios de comunicación y ya poco se sabe de ella más allá de lo que publica en las redes sociales. Portero regresó a la televisión en ‘Ya es mediodía’. Allí mostró su nuevo rostro con algún que otro retoque. Muchos espectadores ni tan siquiera la reconocieron.

Fotografía: Ángela Portero estrena cara. Y el resultado final es impactante. Mira la foto 

La tertuliana se sentaba en el programa de Sonsoles Ónega para hablar del conflicto del momento, la guerra familiar entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Durante este tiempo alejada de los focos Ángela habría acudido a varias clínicas estéticas para hacerse pequeños retoques.

Portero se habría subido las cejas, eliminado la piel sobrante de los párpados y se habría inyectado bótox en la zona de los ojos y frente para terminar con las patas de gallo y arrugas. Además, se habría puesto hilos tensores en los pómulos, como hizo su enemiga Belén. A todo esto hay que añadirle las vitaminas que se pincha habitualmente con ácido hialurónico.

Según JaleosPortero también se habría operado la nariz por segunda vez. Una intervención valorada en más de 2.000 euros y que le habría servido para disminuir su tamaño y elevarse la punta. Como se puede ver en las imágenes Ángela está muy cambiada.

En 2015 Ángela Portero ya sufrió su gran cambio. Pasó dos semanas en Portugal para operarse junto al cirujano que trabaja con la familia de Cristiano Ronaldo. Allí se realizó su primera rinoplastia. «Tenía obstruido el tabique nasal en la parte derecha y casi ni respiraba…». Además aprovechó para operarse los pómulos y cambiarse todos los dientes por carillas.