Ana Soria pierde los nervios en el hospital por Paloma Cuevas

Ana Soria se convierte en el mayor apoyo de Enrique Ponce tras ser operado de urgencia el pasado viernes de una hernia

Fotografía: Ana Soria pierde los nervios en el hospital por Paloma Cuevas
Fotografía: Ana Soria pierde los nervios en el hospital por Paloma Cuevas

Enrique Ponce preocupada a todos, especialmente a Ana Soria, tras una operación de urgencia. A primera hora de la mañana no trascendieron más datos. Después se comunicó el motivo de este ingreso hospitalario. Han sido unas dolorosas horas y muy complicadas para la pareja. Pero ahora ya está todo bien y están mucho más tranquilos. Miguel Ángel Nicolás informaba que «ya está en planta y ha ido todo bien».

Enrique Ponce ha sido ingresado de urgencia en la Clínica Cristo Rey de Jaén este viernes por la mañana afectado por unos fuertes espasmos abdominales. Rápidamente los médicos han decidido que sea intervenido inmediatamente de una hernia estomacal. Ana Soria lo ha pasado muy mal y es que, sin quererlo, el torero no para de darle disgustos. La estudiante no se ha separado ni un solo momento de su lado. Ha sido su gran apoyo. Debido a las restricciones y a las fuertes medidas de seguridad no ha podido estar mucho rato al lado de su novio.

Fotografía: Ana Soria pierde los nervios en el hospital por Paloma Cuevas

Unas horas después el torero ya estaba en planta. «Se ha visto a Ana Soria acompañada en la cafetería por la directora del centro, quien le ha informado convenientemente de la intervención». Pasado el fin de semana Enrique Ponce podrá volver a sus rutinas cotidianas, pero sin hacer mucho esfuerzos. Tienen ganas de retomar la grabación de su disco en colaboración con Julio Iglesias.

Por supuesto, según apuntan varios rumores, Paloma Cuevas, siempre muy silenciosa, se ha preocupado por el estado de salud del padre de sus hijas, a quién ha querido mucho durante 24 años y que aún no puede quitarse de la cabeza y parece que Enrique tampoco a ella. Una vez consciente, el torero ha contestado con disimulo a los mensajes de la empresaria. Sabe que a Ana Soria no le gusta que tenga mucho contacto con ella. Le pueden los celos y es que es hablar de Paloma y le cambia la cara por completo. Algunos dicen que los volvieron a ver discutir.