Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana o la estrella que pide dejar Sálvame: la bomba que llega a Jorge Javier Vázquez

stop

Una de las colaboradora del programa estrella de Telecinco no pasa por su mejor momento y pide abandonar

02 de abril de 2019 (12:17 CET)

Carmen Borrego se ha convertido sin duda en la última revelación de Sálvame. La hija de María Teresa Campos se escondía tras las cámaras, mientras su hermana y la periodista daban la cara en ellas con notable éxito. Ahora la popularidad de estas se ha desinflado y Borrego, el gran descubrimiento, ha dado la campanada. De hecho cobra 200 euros más por programa que su hermana. 

Gracias a las grandes cantidades de dinero que se ha embolsado, y para camuflar sus complejos, Carmen Borrego se ha sometido a varias operaciones de estética, además de un reto de adelgazamiento. La colaboradora ha vuelto a pasar por quirófano para operarse de nuevo de la papada. 

Carmen Borrego enseña su rostro

Después de las burlas y críticas por parte de sus compañeros a raíz de la última portada de la revista Lecturas, Carmen Borrego acudió el pasado sábado 30 de marzo a Sábado Deluxe para mostrar su nuevo rostro. El programa volvió a montar una vez más el ‘show’. La colaboradora llegó con la cara tapada por un verlo negro y sus compañeros sostenían unas espadas formando un pasillo. Cuando se destapó todos sus compañeros aplaudieron. No obstante parece ser que fue de forma irónica porque el cambio físico no era nada notable. 

Al parecer la colaboradora tiene problemas de flacidez en su cuello y habría perdido peso desde su primera intervención. “En la primera intervención, al despertar, sufrí una especie de brote psicótico, cuatro médicos no eran capaces de hacerse conmigo“, explicaba la periodista. La hija de María Teresa tenía mucho miedo de volver a pasar por quirófano.

Tras el 'show' montado y las mofas de sus compañeros cuando salió su cara en la revista, Carmen Borrego montó el cólera y admite sentirse "vejada" por algunos de los colaboradores. "Hay veces que creo que mi presencia molesta al resto de colaboradores", admite. Se siente completamente aislada. Borrego quiere agradar, pero no se lo ponen fácil y empieza a ver que este no es su sitio. 

La hija de María Teresa Campos, después de una dura semana, tiene claro que quiere volver a dirigir. Si está en Sálvame es porque nadie le llama para ello. Parece ser que Las Campos no tienen últimamente tanta suerte en el trabajo. Después de su operación no recibió el mensaje de apoyo de ninguno de sus compañeros y esto le ha dolido profundamente. En especial de Lydia Lozano. Tampoco lo ha hecho Gema López. La única que ha estado a su lado es su hermana Terelu, quién el otro día, disgustada tras los acontecimientos, defendió a su hermana a capa y espada. Carmen Borrego ya ha avisado a la cúpula directiva de su idea de dejar Sálvame para siempre. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad