Alejandra Rubio se enfrenta a su madre y su tía por María Teresa Campos

Alejandra Rubio, más sincera que nunca, habla en Viva la vida de la entrevista de abuela y de la opinión de su madre

Fotografía: Alejandra Rubio se enfrenta a su madre y su tía por María Teresa Campos
Fotografía: Alejandra Rubio se enfrenta a su madre y su tía por María Teresa Campos

Las Campos por fin han hablado tras la polémica entrevista de María Teresa Campos en el ‘Deluxe’ donde tuvo unas desafortunadas palabras con Jorge Javier Vázquez. La primera en hacerlo fue Alejandra Rubio. Ésta no quiso meter más leña al fuego y prefirió, por lo menos públicamente, no meterse en esta batalla. Ella había visto a su abuela “muy bien”. Sin embargo, fuera de cámaras no es esa su opinión. Belén Esteban reveló en ‘Sálvame’ que Alejandra Rubio le dijo en maquillaje que María Teresa estuvo desafortunada. Unas palabras que la nieta niega en rotundo.

Fotografía: Alejandra Rubio se enfrenta a su madre y su tía por María Teresa Campos

Sin quererlo, Alejandra Rubio se metió de lleno en la polémica. Jorge Javier Vázquez la tachó de falsa. Después de la opinión de su madre y su tía en ‘Viva la vida’, el domingo lo hizo ella y se mantuvo nuevamente al margen. “Mantenerme un poco al margen porque me meten en cosas que no tengo nada que ver…”. Sin embargo, se vio obligado a profundizar un poco más.

Para ella, Terelu Campos y Carmen Borrego, “Igual estuvieron demasiado correctas para lo que a mí me gustaría”, ha dicho la joven sobre las palabras de las hijas de María Teresa Campos. Pide que a ella no se le meta en el pack. Eso sí, coincide con su madre en que quiere que este conflicto acabe cuanto antes. La nieta de la presentadora ha dicho que espera que “que esto se termine pronto porque me parece un poco innecesario”.

Estos días Alejandra Rubio ha hablado tranquilamente con su abuela y cuenta que “he hablado con mi abuela y hay cosas que le parecen bien, otras mal…”. Según Alejandra, María Teresa piensa que “cuando hablan otras personas que no es ella misma, siempre quedan cosas que decir”.

Reconoce que su abuela cometió errores. “Yo si fuera ella no me hubiera sentado. Para mí es la mejor, pero ha cometido errores. No era el momento”.