Alarma Bertín Osborne (y es por su hijo Kike). Confiesa esta verdad terrible. Fabiola rota

stop

El presentador de Mi casa es la tuya muy preocupado y tiene mucho que ver con el coronavirus

bertín osborne llora

18 de marzo de 2020 (17:28 CET)

Bertín Osborne recibe un duro golpe. El cantante de rancheras está muy preocupado por la salud de su hijo Kike y ni él ni Fabiola se despegan ni un solo momento de su lado. El mundo entero, especialmente España, en su caso, se enfrenta a la batalla contra el coronavirus, una epidemia que ya se ha llevado solo en este país a más de 600 personas. La mayoría de ellas personas mayores o con enfermedades crónicas. Precisamente el hijo del presentador entraría dentro de este último grupo que estaría en peligro y con el que se deberían tomar todas las medidas necesarias. 

Bertín Osborne

“Hay que procurar que la curva se infección baje o se estabilice y de esa manera se podrá conseguir que no haya avalancha en los hospitales”, confiesa el presentador de Mi casa es la tuya preocupado, pero muy consciente de la situación. “Yo procuro hacer las cosas más o menos bien, pero si tiene que pasar, pasará. Hay que mentalizarse, procurar que la gente mayor tenga más cobertura o que esté más cuidada, pero fuera de eso…”, confiesa el presentador de Mi casa es la tuya. 

Su hijo Kike debe mantener unos cuidados especiales que se intensificación con esta situación: “Por mi hijo Kike y por mi padre tenemos muchísimo cuidado con todo esto. No hemos ido a ningún sitio público que yo tenía previsto varios”, admite Bertín.

Además Bertín Osborne no está pasando un buen momento profesional. Por culpa del coronavirus muchos de sus proyectos han quedado cancelados, aunque se programarán, algunos, para más adelante. "Sí, a mí este mes y el que viene, todo lo que tenía me lo han pospuesto parece, no es anulación total, pero sí que han cancelado siete u ocho cosas importantes, claro, esto es una catástrofe para todo el mundo. […]   Miguel Ángel Revilla en Santander tenía una feria internacional que yo iba a ir a acompañarle. En Carmona, al lado de mi casa, el día de la mujer trabajadora íbamos allí a saludarlas a todas en un teatro y tampoco lo vamos a hacer. Todo eso sí que hay que cuidarlo". 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad