La Reina Letizia, el Rey Felipe VI y el rey emérito, Juan Carlos I | EFE

37,5 millones. Felipe VI no puede taparlo más. Última hora (y novedad) de su padre

stop

Crece la preocupación en La Zarzuela

07 de mayo de 2020 (13:18 CET)

Ojo porque en los últimos días están creciendo los nervios en La Zarzuela. Y todo por culpa de dos encuestas. Fue la semana pasada cuando un estudio publicado en El Español dejaba un dato que hacía mucho daño al rey Felipe: por primera vez desde que asumió el trono, los españoles encuestados le daban como media un 4.8, es decir, su primer suspenso.

Parece ser que la gestión de su imagen que están haciendo los reyes durante esta crisis del coronavirus no es que sea precisamente del agrado de la mayoría de los que participaron en dicha encuesta.

Pero ojo porque la encuesta que ha aparecido en las últimas horas es mucho más preocupante para el rey y, sobre todo, para su padre, Juan Carlos I. Un Juan Carlos I que, al menos de momento, se ha librado de que el Congreso de los Diputados esté dispuesta a que se abra una investigación contra él a raíz de los supuestos cobros de comisiones destapados por la fiscalía suiza.

Juan Carlos y Felipe VI | EFE

Juan Carlos I en el punto de mira

Hace unas semanas el Congreso votó en contra de abrir una investigación, una votación que parece que no se corresponde con la opinión de la ciudadanía. Y es que, según una encuesta realizada por Sináptica para Público y En Acción, ni más ni menos que un 79 de los encuestados consideran que el emérito debería ser investigado y, en el caso de hallarse indicios de delito, debería ser juzgado.

Si se traslada este tanto por ciento al total de población española, sería un total de 37.5 millones de españoles les que verían con buenos ojos esta investigación. Una porcentaje que, desde luego, no es que haya sentado nada bien en la Corona.

De hecho, parece que ni el gesto de Felipe de renunciar a la herencia de su padre ni el hecho de quitarle su asignación han servido para que la ciudadanía rebaje el tono contra una monarquía que, entre el suspenso al rey y las ganas para que se investigue a su padre, está obviamente preocupada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad