Pep Guardiola ordena al City no fichar a Umtiti

El técnico del Manchester City, Pep Guardiola, no quiere saber nada del central francés del Barça Samuel Umtiti

Pep Guardiola
Pep Guardiola

Pep Guardiola sabe muy bien que uno de los equipos en los que siempre puede pescar es en el Barça. Entre otras cosas porque, más allá del potencial económico de su Manchester City, en el Camp Nou juegan muchos futbolistas que encajan de maravilla con la filosofía futbolística que impone el de Santpedor en sus equipos.

Seguro que, si pudiera, Pep no tendría inconveniente en hacerse con jugadores como Messi, Busquets (al que descubrió y potenció), Pedri, Frenkie de Jong o TerStegen. No es el caso de Samuel Umtiti, un central por el que el Barça estaba dispuesto a escuchar ofertas en este mercado de invierno pero que Guardiola ha descartado.

Umtiti, descartado por Guardiola, es un problema para el Barça

Entre otras cosas porque, por mucho que en los últimos partidos el central francés ha ido teniendo minutos y demostrando que, quizás, puede regresar a su nivel, no es a día de hoy un defensa fiable.

De hecho, desde que renovó con el Barça (una renovación cuya negociación fue muy dura por parte del entorno del galo, que presionó al club con ofertas de grandes de Europa), su rendimiento ha ido de mal en peor.

Samuel Umtiti
Samuel Umtiti

El central no quiso seguir las recomendaciones del equipo médico del Barça para tratar su lesión de rodilla y, una vez ya había firmado su millonaria renovación, optó por un tratamiento conservador que se alargó mucho más de lo óptimo teniendo en cuenta su ficha.

Ahora, con la lesión de Gerard Piqué y el flojo rendimiento de Lenglet, Koeman está empezando a contar con él, pero desde el Barça tienen muy claro que es un jugador que debe salir este verano. Guardiola, que sabe perfectamente que el fichaje de Samuel es un ‘regalo envenenado’, ya le ha hecho saber al City que no quiere ni verlo en pintura.

Veremos si el nuevo presidente del Barça consigue ‘colocar’ a Umtiti el próximo verano en una operación que, desde luego, no será precisamente millonaria.