Messi se queda en el Barça. Argentina confirma el giro de última hora

Desde Argentina aseguran que existe “un 90% de posibilidades” de que Messi se quede en el Barça

Fotografía: Messi se queda en el Barça. Argentina confirma el giro de última hora
Fotografía: Messi se queda en el Barça. Argentina confirma el giro de última hora

En Argentina hicieron saltar la bomba la semana pasada. La noticia de que Leo Messi había comunicado al FC Barcelona mediante un burofax que pretendía abandonar el  club catalán este verano dio la vuelta al mundo en minutos e hizo temblar los pilares de la entidad azulgrana. Ahora, sin embargo, la situación ha dado un giro radical y señalan que el futuro de Leo tiene “un 90% de posibilidades” de estar en la ciudad condal.

Leo Messi llevaba meses harto de las formas de hacer que estaban llevando a cabo Josep Maria Bartomeu y compañía. Cuando hace alrededor de un año puso en duda si el presidente y su séquito habían hecho los esfuerzos necesarios por recuperar a Neymar, Messi dejó claro que el entendimiento entre él y la junta directiva estaba en entredicho.

Fotografía: Messi se queda en el Barça. Argentina confirma el giro de última hora

Decepción año tras año

Una petición, la del fichaje del brasileño, que respondía a la decepción del de Rosario con la gestión del presidente para con la plantilla del primer equipo. Sobre todo con operaciones como los fichajes de Ousmane Dembélé, Phillippe Coutinho o Antoine Griezmann. Jugadores que llegaron para cubrir la baja de Ney que no han funcionado en absoluto.

Un dato: los tres estaban en el banquillo en la derrota del Barça contra el Bayern de Múnich (8-2) en los cuartos de final de la Champions League disputados en Lisboa en agosto. Dembélé y Griezmann en el del Barça, y Coutinho en el del Bayern. Y para colmo, el único que acabó jugando, Coutinho, es el que el Barça había cedido, que para más inri anotó dos goles aquella fatídica noche.

Cansado de humillaciones

Una nefasta gestión que para Leo ha sido el origen de las humillaciones que ha padecido el Barça en los últimos cuatro años en la Champions. Empezando con la derrota por 4-0 contra el Paris Saint-Germain en 2017. Los culés, con Neymar en el equipo, terminaron remontando en el famoso 6-1. Pero en la siguiente ronda la Juventus les pintó la cara a los de Luis Enrique con un 3-0 en la ida. Mientras que en los años siguientes llegaron las derrotas contra la Roma (3-0 remontando un 4-1), el Liverpool (4-0 remontando un 3-0) y contra el Bayern (8-2).

“Con este equipo no nos da para la Champions”, advirtió Messi a principios de la pasada temporada. “Y al final no nos dio ni para la Liga”, concluyó una vez el Barça se despidió del título este curso. Y el de Rosario está cansado de humillaciones y de proyectos mediocres. Porque no le quedan muchos años en el fútbol de élite y no quiere tirarlos a la basura en un club dirigido de forma muy incompetente. Además, tampoco le ha gustado como el club ha comunicado a Luis Suárez y a Arturo Vidal en una llamada de un minuto que no cuentan para el curso que viene. Y de ahí la decisión del delantero de salir de Barcelona y el burofax al club.

Messi mueve ficha

El crack consideró que, al haberse retrasado el final de la temporada, la cláusula que le permite salir gratis del club también se retrasaba en el tiempo. Y sus intenciones pasaban por salir gratis. De hecho, comentan en Inglaterra que ya tenía un acuerdo con el Manchester City de Pep Guardiola.

Pero el presidente no se ha quedado de brazos cruzados. Por muy mal presidente que sea, no quiere dejar que el astro argentino le gane el pulso al club, que al final es lo más importante. Y ha sido claro en su posición desde el principio.

Bartomeu exige los 700 millones de cláusula

Tal y como le trasladó este miércoles al padre y representante del jugador Jorge Messi, y como también ha filtrado a la prensa en los últimos días, no piensa dar su brazo a torcer. No dejará salir a Leo con la carta de libertad. Y reclama los 700 millones de su cláusula de rescisión.

Un panorama que ha puesto en apuros los planes de Messi. Porque ni siquiera el City puede asumir su fichaje si deben pagar por su traspaso. Y el asunto ha dado un giro radical en las últimas horas.

Giro radical inesperado en la situación de Messi

Tanto como para que desde Argentina aseguren que actualmente hay un 90% de opciones de que Messi siga» en el Barça. Así lo aseguró Martín Arévalo, periodista de TyC Sports que hace unos días lanzó la exclusiva de que Messi había enviado el mencionado burofax.

Fotografía: Messi se queda en el Barça. Argentina confirma el giro de última hora

“Hay un nuevo escenario: existen chances concretas de que el mejor del mundo siga hasta junio de 2021 y cumpla su contrato. A esta altura lo está evaluando. Los dirigentes le pidieron por favor que se quede. Leo resolverá en breve. Y comunicará. Veremos cómo termina», añadió Arévalo.

El plan oculto de Leo Messi

Unas declaraciones que refuerzan otras informaciones que circulan por Barcelona. Estas apuntan a que el argentino nunca pensó en salir y quería seguir en el Barça hasta ver que podía ofrecerle en cuestiones deportivas el nuevo presidente. Pero no quería esperar hasta el curso que viene. Y pretendía que Bartomeu dimitiera tras su comunicado por burofax.

Lo que Leo no se esperaba es que el mandatario pusiera el cargo en sus manos. Y Messi es consciente de que él no puede ‘destituir’ a un presidente. Porque en el fondo respeta a la entidad culé.

Así las cosas, Messi habría dado un paso atrás. Porque su deseo sigue siendo retirarse en Barcelona. Y aceptaría cumplir su contrato a la espera de la llegada de la nueva junta el próximo mes de marzo.