Isco recibe la oferta que esperaba y Florentino Pérez tiene ahora la patata caliente: el Real Madrid debe decidir

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, tiene en su mano decidir el futuro de Isco Alarcón

Isco Alarcón
Isco Alarcón

No descubrimos nada al decir que Isco Alarcón está en el punto de mira en el Real Madrid. El centrocampista tiene contrato con los blancos hasta junio de 2022, pero en el club no hay intenciones de ampliar su compromiso con el malagueño. Y los responsables andan a la expectativa de cualquier opción que les quite al media punta de encima.

Uno de los clubes que más interés ha mostrado es el Sevilla. Julen Lopetegui, el último técnico con el que Isco tuvo protagonismo en el Real Madrid, le quiere en sus filas. Y ya pidió al club sevillista en el pasado mercado invernal que hiciera un esfuerzo por su fichaje. Sin embargo, las exigencias de Isco de mantener su elevada ficha llevó al Sevilla a retirarse de la puja.

El Milan abre las puertas a Isco

Pero ojo, porque a Isco se le presenta otra opción muy atractiva para el próximo curso. Se trata del AC Milan. Los italianos le abren las puertas al de Arroyo de la Miel.

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Allí Isco se encontraría con algunos viejos conocidos. Uno de ellos es Samu Castillejo, con el que coincidió en su etapa en el Málaga. Castillejo formaba parte del filial.

Otra cara conocida es la de Theo Hernández. Ambos mantuvieron muy buena relación cuando el lateral estuvo en el Real Madrid. Y el peso de Theo en el equipo sería un buen cobijo para Isco.

Mientras tanto, Brahim Díaz también podría ser compañero suyo en el Milan. El también ex del Málaga ha cuajado una buena temporada en el club italiano, donde ha jugado como cedido, y se conoce que los rossoneri quieren contar con sus servicios el próximo curso.

Florentino Pérez tiene la última palabra

No obstante, Florentino Pérez tendrá que decidir si acepta la propuesta. Porque en el Milan no están dispuestos a pagar traspaso si además deben mantener la elevada ficha de Isco. El jugador tiene como principal exigencia seguir cobrando lo mismo. Y no están dispuestos a poner sobre la mesa nada más que una cantidad simbólica.

Florentino, por su parte, pretende sacar algo por la venta de Isco. Pero si pasan las semanas y no encuentra comprador para el jugador, tendrá que tomar una determinación. Aunque con ella solo consiga deshacerse del sueldo de Alarcón.