Piqué, Messi, Suárez | EFE

Piqué o “Es peor que Isco”. Y está en el Barça. ( “Messi, ¿por qué lo tapas?”)

stop

Un futbolista culé, en el centro de las críticas

14 de diciembre de 2018 (14:48 CET)

Un futbolista culé está en entredicho. Cuando todo el mundo habla de las faltas de comportamiento de Dembéle, otro jugador sigue sin convencer en la parte noble del Camp Nou. Sin embargo, en el vestuario siguen sin pronunciarse sobre su bajo nivel.

Coutinho, en el punto de mira

Ese nombre es Coutinho. El brasileño llegó al equipo blaurgana con el escaparate de ser uno de los grandes 'cracks' de la Premier. Sus actuaciones en el Liverpool hicieron que muchos clubes de Europa se interesaran por él.

Pero, tras un primer intento fallido, por fin recaló en la Ciudad Condal. Se esperaba mucho más de él, pero al incorporarse en el mercado invernal, desde el Barça, se prefirió esperar a la siguiente temporada para que acabase de adaptarse.

Sin embargo, esa temporada ya lleva cuatro meses y no hay señales del carioca. Sus actuaciones son discretas y, desde el vestuario ya dudan de su nivel. Pero, no solo desde dentro de la plantilla, la afición tampoco entiende por qué no está cumpliendo con las expectativas.

Sus fiestas no gustan en la Ciudad Condal

Si no fuese esto bastante, ahora aparece su vida social algo más ajetreada de lo normal. La última es un viaje a Liverpool para asistir al cumpleaños de su ex compañero, amigo y compatriota Firmino. Algo que no gusta en el entorno culé

Algunos comentarios ya salen, desde las entrañas del Camp Nou: “Es peor que Isco”, dudando del compromiso del brasileño dentro y fuera del campo. Y que pondría en el disparadero su situación.

No usan el mismo rasero que con Dembélé

Aunque hay algo que no se entiende desde fuera y es porque los ‘pesos pesados’ de la plantilla han echado a los leones a Dembélé, pero no hacen los mismo con el ex del Liverpool. Su amistad con Neymar y la buena relación de éste con Messi, Piqué y Luis Suárez puede tener algo que ver.

Coutinho y Neymar | EFE

Un nuevo problema se oculta en el Barcelona y es más serio de lo que parece.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad