Messi suelta un nombre al final del Barça-PSV (y arde el Camp Nou) | EFE

Messi suelta un nombre al final del Barça-PSV (y arde el Camp Nou. Y a lo bestia)

stop

Los de Ernesto Valverde vencen, pero no convencen

18 de septiembre de 2018 (21:09 CET)

El FC Barcelona venció al PSV Eindhoven (4-0) en el partido inaugural de la fase de grupos de la Champions League, con dos goles de Leo Messi y otro de Ousmane Dembélé. Los culés sumaron así los tres primeros puntos de la máxima competición continental.

Ernesto Valverde optó por el once de gala para el estreno de los blaugrana en la Liga de Campeones, con Ousmane Dembélé como extremo izquierdo, su apuesta en todos los partidos disputados hasta ahora esta temporada desde la Supercopa de España contra el Sevilla, y con Phillipe Coutinho como interior junto a Ivan Rakitic.

Messi empieza su recital

No fue hasta el minuto 31 que los culés no pudieron abrir la lata. Lo hizo Leo Messi con un lanzamiento de falta magistral desde la frontal del área que entró por la escuadra de la portería de Jeroen Zoet.

Leo Messi champions psv

Los holandeses que hasta entonces solo habían firmado algunos acercamientos al área, ya no fueron capaces de reaccionar hasta el descanso. Aunque tampoco el Barça estaba ofreciendo mucho al margen del tanto logrado por el argentino. Pero tener al mejor del mundo decantaba la balanza para los catalanes.

La segunda mitad siguió el mismo guión. Un Barça simplón que se dedicó a tocar el balón y dejar pasar los minutos. El PSV puso el miedo en el cuerpo de los locales en un par de ocasiones alejadas.

Dembélé pone tierra de por medio

Y como en el primer tiempo, a la media hora llegó el segundo de la noche, obra de Dembélé. Y los holandeses bajaron los brazos.

Ousmane Dembele psv

Los blaugrana aprovecharon que los visitantes estaban tocados para sentenciar el partido. Messi culminó el único de los goles que llegó después de una combinación.

Samuel Umtiti fue expulsado cuatro minutos después de ver su segunda amarilla, lo que llevó a Valverde a echar mano del banquillo para redibujar el equipo. Lenglet, Arthur y Arturo Vidal entraron por Coutinho, Dembélé y Rakitic.

Para empezar, un hat trick

Parecía que el partido moría entonces, pero Messi todavía tenía ganas de más. A tres del final, Leo recogió un pase de Luis Suárez para poner el cuarto en el marcador y sumar su primer hat trick en la Champions esta temporada.

Leo Messi suarez psv

Así, los de Valverde sumaron los tres primeros puntos en la Champions. Y sí, ganaron, pero no enamoraron. Y ya empieza a ser un mal latente en el equipo blaugrana.

El Barça no convence

El Barça jugó sin alma durante gran parte del partido, sin velocidad de toque, sin combinación entre líneas. En otras palabras, le falta ADN Barça, lo que tenían Andrés Iniesta y Xavi Hernández. Nombres de los que Messi se acuerda cada vez más a menudo, y es que la ausencia del manchego está pesando mucho en el centro del campo culé.

Solo Arthur podría hacer de Iniesta, pero Valverde no lo pone. En cambio, mete a un Coutinho en la medular al que Leo quiere arriba, en el sitio de Dembélé.  Y es que pocos entienden la obsesión del técnico con el francés, que sospechosamente juega por decreto.

El Barça llegará hasta donde Messi quiera

Corre la opinión por el Camp Nou de que este Barça solo tira cuando quiere Messi y que el equipo azulgrana llegará hasta donde el capitán quiera. O pueda. Porque no se ve a ningún otro jugador capaz de marcar la diferencia en este equipo.

Y ojo, porque jugar así funciona para ganar una Champions. Lo ha demostrado el Real Madrid en los últimos años. Pero también es cierto que eso no suele servirle al Barça. Al equipo de la ciudad condal siempre le ha hecho falta jugar bien para ganar. Y este martes, más allá del resultado y de Leo, no se vio nada destacable en el equipo de Valverde.

O el Barça espabila o…

O Rakitic empieza a hacer de Iniesta, o el delantero de Rosario no podrá cumplir la promesa que les hizo a los aficionados el día de la presentación del equipo.

Hasta ahora no se ha visto nada mejor en Barcelona de lo que se vio la temporada pasada. Y suerte que el PSV es malo. Porque este año ya no está Iniesta, y ya se sabe como terminó el último curso.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad