Dembélé no se lo cree (y es verdad): escándalo (mayúsculo) en el Barça: “A  | EFE

Dembélé no se lo cree (y es verdad): escándalo (mayúsculo) en el Barça: “A mi me da vergüenza”

stop

Un crack del conjunto azulgrana monta un lío

07 de septiembre de 2018 (19:55 CET)

No se lo creen. Algunos pesos pesados del vestuario del Barça contemplan atónitos el último escándalo que se ha vivido en la Ciudad Deportiva del club catalán. Jugadores como Ousmane Dembélé se echan las manos a la cabeza. Y es que el lío que hay montado en la plantilla es mayúsculo.

Y todo por Gerard Piqué. El central catalán ha estado en el punto de mira en los últimos días. Como casi siempre en el zaguero, las razones han sido más extradeportivas que deportivas. El ‘3’ del Barça fue multado por la Guardia Urbana al ser pillado conduciendo un coche sin puntos en el carnet. Un delito contra la seguridad vial.

Un castigo que no llega

Muchas voces apuntaban a que el castigo a Gerard Piqué sería ejemplar. Y es que no es la primera que tiene el central con las fuerzas de la ley. Pero dentro del club no han movido ni un dedo. Ni un simple tirón de orejas al catalán.

Gerard Pique us open Instagram

Lejos de eso, Valverde decidió darle un día de descanso extra. Tal cual. El Txingurri permitió que Gerard se ausentara del entrenamiento del jueves, que era el último de la semana, mientras que el resto de disponibles tuvieron que calzarse las botas y pisar el césped. Muchos no dan crédito.

Piqué ha gozado de hasta cinco días consecutivos de vacaciones, y es que hasta el martes no deberá reincorporarse a la disciplina azulgrana. Unos privilegios que otros no tienen, y que parece que no van a desaparecer a pesar de las constantes salidas de tono.

No es la primera vez que sucede esta temporada, y es que Piqué ya tuvo un permiso especial para perderse un entrenamiento y marcharse a Orlando para acabar de cerrar uno de sus negocios: la nueva Copa Davis de tenis.

Un comportamiento que también ha levantado las críticas del sector más exigente del barcelonismo. En las redes se pueden leer todo tipo de dardos para Piqué. “A mi me da vergüenza” o “que se comporte de una vez” son algunos de los más repetidos.

El brazalete no le cambia

Gerard Piqué fue elegido este verano por el resto de sus compañeros como uno de los capitanes. El tercero, por detrás de Leo Messi y Sergio Busquets. Pero eso no parece que haya afectado en absoluto al defensor.

De hecho, él mismo se encargó de avisarlo: "Supongo que la edad te hace frenar a veces, pero no por ser capitán dejaré de decir lo que pienso en cada momento. Vais a ver al mismo Gerard que habéis visto estos últimos años”, dijo al ser elegido. Y desde luego que ha sido fiel a su palabra.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad