Andrés Iniesta sustituye a André Gomes en un partido del Barça con Luis Enrique en el banquillo | EFE

“André Gomes se ríe de todos”. Lo que el Barça tapa (y saben en el Real Madrid)

stop

No todos los miembros del vestuario azulgrana defienden al crack portugués

14 de marzo de 2018 (19:37 CET)

André Gomes ha levantado una fuerte polémica en las últimas horas. Sus declaraciones a la revista Panenka han desatado la tormenta.

Según ha podido saber Diario Gol, todo estaba pactado. Panenka le hizo la entrevista hace varias semanas y se decidió publicar esta semana con un objetivo claro: ayudar al jugador.

Si bien se trata de un contenido muy duro, que podría devaluar el valor de mercado de Gomes, en el cuerpo técnico consideraban necesario hacer algo por él.

En el Barça llegaron a la conclusión que, tras la lesión de Iniesta y la gran posibilidad de que Gomes fuese el elegido para reemplazarlo en el once, había que evitar más silbidos.

En un partido tan exigente como el que propondrá el Chelsea de Antonio Conte, era importante evitar que, en caso de jugar, Gomes fuese silbado. Apuntaba a titular, pero finalmente se quedó en el banquillo (junto a Paulinho) confirmando las informaciones de Diario Gol. Iniesta y Dembelé, titulares. 

En el club se pensó que la entrevista con Panenka podría ayudar de manera decisiva. La estrategia pasaba por ablandar el corazón de los duros detractores que el luso tiene entre los aficionados del FC Barcelona.

También desde el vestuario del Barça le han mandado mensajes de apoyo. Sin embargo, casi todo lo que se ha dicho ha sido desde sala de prensa.

Sergio Busquets recalcó que había que ayudarle porque entrena bien y los silbidos son negativos también para todo el equipo. Y Valverde resaltó su valentía y le mostró confianza.

Gomes recibió menos apoyo del esperado

Sin embargo, ningún miembro del equipo ha comentado nada del tema a través de las redes sociales. Las muestras de apoyo han quedado a nivel interno y, según ha podido saber Diario Gol, tampoco han sido tantas.

Gomes tiene enemigos dentro del vestuario. Futbolistas que están cansados de su falta de ritmo, de sus dificultades para adaptarse y que opinan que debería salir en verano.

Y es por todo ello que algunos ya le meten caña: “André Gomes se ríe de todos”. Consideran que cobrando lo que cobra –de ocho a 12 millones de euros en función de variables– hay que tener muy poca vergüenza para quejarse de esa manera.

Hay otros que dan más importancia a la cuestión humana, por mucho que sean desorbitadas las cantidades que se mueven en el mundo del fútbol. En esa línea le defendió Busquets.

El Real Madrid lo rechazó

Pero lo que más molesta de Gomes fue que fichó por el Barça tras ser rechazado por el Real Madrid. Florentino Pérez ni estaba dispuesto a pagar tanto por él ni le habría dado un salario tan elevado. Pero Jorge Mendes lo ofreció primero al Madrid.

Posteriormente, el agente de Gestifute decidió utilizar las conversaciones con el Madrid para meter presión al Barça. Y Josep María Bartomeu mordió el anzuelo.

En el Valencia están encantados con la operación que realizaron. Robert Fernández les ayudó a quitarse de encima a dos jugadores muy sobrevalorados: Paco Alcácer y el propio Gomes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad