Messi desmonta el primer fichaje del Barça con una bomba al Real Madrid

Paco Alcácer se pone chulo en el Barça | EFE

El crack argentino no quiere ni oír hablar de jugadores con pinta de cracks que luego mueren por el camino, quiere jugadores con oficio

Por Julián Carrasco
17/04/2017 19:20

Leo Messi ha dicho basta. En una reunión con personas de su máxima confianza y algún alto cargo del FC Barcelona, el crack argentino ha puesto los puntos sobre las íes.

El entorno del rosarino quiere confeccionar el mejor equipo posible. Porque de ese equipo dependerá en buena medida el rendimiento de Messi en el futuro y su aspiración a títulos individuales como el Balón de Oro.

El vecino de Castelldefels siempre dice que lo individual está por detrás de lo colectivo, pero hay una cosa clara: ambos van de la mano. Y de ello dependen también sus ingresos.

Messi quiere el mejor equipo posible para poderse seguir luciendo. No como el héroe que siempre va al rescate, sino como el súper crack de un equipo de ensueño. Pretende revivir lo que ocurría en tiempos de Pep Guardiola.

Cuando oye hablar de nuevos fichajes se le ponen los pelos de punta. Porque al final se da cuenta de que acaba llegando cualquiera y encima cuesta un ojo de la cara. No quiere eso.

Messi quiere jugadores con oficio. Los mejores para cada posición. No se trata de los cracks más caros del mundo, sino los que mejor encajan en el esquema Barça.

Por esos es por los que realmente hay que pagar lo que sea. Un André Gomes no funciona, porque viene de jugar en un Valencia basado en un fútbol antagónico al del Barça.

Con Paco Alcácer pasa tres cuartos de lo mismo. El delantero oportunista que vive de las contras no es lo que necesita el Barça. Los azulgrana quieren delanteros que generen por sí solos.

Deulofeu es otro Munir, otro Sandro

Por tanto, Messi ya ha vetado la llegada de Gerard Deulofeu, el jugador que suena en todas partes. Deulo está cuajando un gran año en el Milan, otro club sumido en la oscuridad.

En horas bajas y con un estilo de juego que está a años luz de la propuesta futbolística del Barça. Ese es el Milan donde brilla Gerard Deulofeu. Hay que ser realista.

El mensaje de Messi al club, y especialmente a la dirección deportiva es claro: fichar con cabeza, no por fichar. Deulofeu se ficha por 12 millones para ser vendido por 25 millones. Y así se puede abordar un crack de verdad. 

Lo que estuvo a punto de hacer el Real Madrid con Álvaro Morata el verano pasado. Esa es la estrategia que deben seguir los despachos del Camp Nou.

Y cerrar jugadores verdaderamente necesarios, con oficio, trabajadores y con buena mentalidad. Un centrocampista y un lateral derecho son prioritarios.  

Además de un gran crack. Y el elegido podría ser Antoine Griezmann