Zidane | EFE

Zidane encuentra al chivato que lo vendió a Florentino Pérez

stop

El crack que provocó en gran parte la dimisión del técnico francés

01 de junio de 2018 (10:09 CET)

El madridismo sigue en shock. Muchos todavía no se han recuperado de la renuncia de Zinedine Zidane al cargo de entrenador del Real Madrid. "Este equipo necesita seguir ganando y para ello es necesario un cambio", dijo el técnico en la última rueda de prensa como entrenador blanco.

Por lo que se desprendió de su larga intervención ante la prensa, parece que Zidane no se sentía con fuerzas de seguir motivando al equipo. Tal y como dejó entrever, después de que el grupo lo haya dado todo ya poco puede pedirles.

Florentino ficha al sustituto de Zidane en el Madrid (y hay sorpresa) | EFE

Un panorama con el que Zizou sabía que se encontraría desde hace tiempo. El galo era consciente de que si el equipo completaba el triplete de Champions sería muy complicado seguir exigiendo a sus futbolistas.

Zidane pide cambios en la plantilla para quedarse

Por eso el francés hace semanas que le pidió a Florentino Pérez una serie de cambios en el equipo. ZZ quería darle una sacudida a la plantilla para renovar el ambiente y mantener la motivación del equipo.

Pero Florentino le paró los pies. Los fichajes que pedía Zidane ponían en jaque a muchos de los cracks de la plantilla y el mandatario no quería sufrir una fuga de talentos. Asimismo, Zinedine también exigió una serie de salidas que el presidente no estaba dispuesto a consentir.

Los cracks ponen a Florentino contra las cuerdas

Por ejemplo, Zidane quería a Eden Hazard para el próximo año, pero Marco Asensio ya dejó claro a los responsables que si llegaba un crack en su posición haría las maletas. Ya tiene a Cristiano Ronaldo en su banda y no quiere más cracks que mermen sus minutos.

Florentino, por su parte, tuvo que elegir. Y decidió quedarse  con Asensio. Es decir, negó a Zidane la petición de Hazard.

Otro de los jugadores que no estaba dispuesto a seguir si Zidane se mantenía en el cargo es Isco Alarcón. El malagueño siempre estuvo en el punto de mira del míster y aunque Zidane le haya dado protagonismo en las ocasiones importantes Alarcón sabía que la próxima temporada Zidane montaría un proyecto en el que no tendría cabida y ya avisó a Florentino: “Si sigue Zidane, me voy”.

Gareth Bale es también uno de los motivos de la renuncia de Zidane. El galés ya amenazó al término de la final de la Champions League contra el Liverpool con abandonar el club. Consideraba que no estaba teniendo el protagonismo suficiente con el galo y así se lo había hecho saber al ‘presi’.

Zidane no acepta las imposiciones del ‘presi’

Asimismo, Zidane no es un tipo al que le guste aguantar tonterías de los demás. Los asuntos colaterales que conlleva ser entrenador del Madrid no van con el técnico. A Zidane no le gusta aguantar caprichos ni de los jugadores ni del presidente y no estaba dispuesto a ceder a las amenazas de los futbolistas.

Con todo y después de darle muchas vueltas, el francés decidió dimitir. No quería seguir si no tenía margen de maniobra y poder absoluto en la plantilla, algo que Florentino le dejó claro que nunca tendría.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad